martes, 12 de junio de 2018

~ Nadina o la atracción del vacío ~

★ Marisa Sicilia ★



~ Sinopsis ~

Mathieu Girard es agente de los Grupos de Intervención de la Gendarmería Nacional, una unidad de élite francesa. Le gusta su trabajo y siente cierta atracción por el riesgo, que se empeña en negar y le causa problemas a la hora de mantener relaciones estables.

Es responsable y reflexivo y su situación afectiva no es su prioridad. En París y en estado de máxima alerta ante la amenaza de ataques terroristas, Mathieu deberá vigilar de cerca a Dmitry Zaitsev, un empresario ruso involucrado en negocios turbios que asegura que puede evitar que una letal partida de armas llegue a manos de los extremistas. Y también conocerá a Nadina.

Todas las señales le advierten de que no debe acercarse a ella, pero, cuando amas el peligro, eso no debería importar.



~ Opinión y sensaciones personales ~

En estos momentos de mi existencia, por desgracia para mí, no me es posible sacar demasiado tiempo para este pequeño proyecto personal que es el presente blog. No al menos para para realizar opiniones siguiendo el esquema que personalmente me gusta y, por eso, el escaso tiempo de ocio que consigo sacar robándole horas al sueño, basicamente, o aprovechando los cotizados ratos de absoluta soledad que se presentan, los dedico a la lectura que es lo que realmente me llena. Pero, en ocasiones, quedo tan satisfecha con algunas de esas lecturas que no puedo, ni quiero, desaprovechar la oportunidad de dejar constancia por escrito aunque sea de manera exprés, como será en esta ocasión.

Y no me dilataré mucho con florituras, e iré al grano: Nadina, o la atracción del vacío me ha gustado mucho, me ha proporcionado una lectura satisfactoria y, tras llegar al final, me ha dejado impresa esa sensación placentera y ese regusto agradable que, para mí, hace la diferencia entre las lecturas sin más y las lecturas que recordaré ya por siempre con mucho cariño y una sonrisa en la boca.

Y me ha gustado por distintos motivos, como por ejemplo que se trata de una novela con un argumento solido que da como resultado una lectura interesante, fluida, bien plasmada sobre el papel, de esas que poco a poco te van metiendo en la historia sin hacer mucho ruido y cuando te vienes a dar cuenta, te ha atrapado por completo haciéndote sentir la necesidad de continuar un poco más, una página más. Y otra... Y otra. Me ha gustado porque la autora nos ha presenta una trama bien planteada y plausible donde se aprecia una labor de documentación bastante importante, y a su vez necesaria, para que el lector se sitúe sin problemas en el contexto y sepa en todo momento de qué y de quienes se está hablando. Me ha gustado porque, aun siendo una historia de corte romántico, trata un tema muy duro y muy real que nos afecta a todos. Una (un par de ellas, más bien) de las peores lacras de nuestro tiempo, y lo mejor de todo, tratado todo con una veracidad, y a la par, delicadeza digna de mención ya que, tanto el tema del terrorismo islámico, como el de las mafias rusas, no son algo que se pueda tratar a la ligera sino con todo el rigor que exigen y, si además, ensambla bien con la historia de amor que se desarrolla en ese caldo de cultivo, para mí es un plus, sin ningún lugar a dudas. Me gustan sobre todo las historia de amor, pero si además de ello cuentan con una subtrama de calidad y con temas que, de un modo u otro, nos afectan en nuestra cotidianidad, me gustan mucho más. Y de eso todo el mérito lo tiene Marisa Sicilia y su buen hacer y experiencia, ganadas a golpe de tecla como su anterior trayectoria bien avala. Y, aún así, no puedo dejar de decir que yo siento como que la he redescubierto pues, aunque ya la había leído con anterioridad y me había gustado su pluma, en esta ocasión me ha llegado mucho, mucho más y he conectado con la historia y sus personajes como si la hubiera escrito única y exclusivamente a la medida de mis particulares gustos. Y eso, querid@s noveler@s, es una verdadera gozada.


Mas, si algo tengo que resaltar de todas las cosas que me han gustado de esta historia, son precisamente sus protagonistas y la construcción de ellos, pues siento una especial debilidad por los personajes vulrables que tienen bastante bagaje emocional. Personajes que, aunque tengan una fachada que no lo muestre a simple vista, soportan una pesada mochila, que tienen incertidumbres, temores, que en ocasiones se mueven por impulsos, que comenten errores y, sobre todo, que los asumen con toda la humanidad que ello conlleva. Y de eso Nadina y Mathieu tienen ración extra. Y me fascina. Disfruto muchísimo los personajes "imperfectos", con su esencia y sus incoherencias, ya que consiguen removerme bastante por dentro y tocar este corazoncito novelero que me habita, emocionándome y haciéndome sentir. Y, sí, también de eso los protagonistas saben un rato largo.

Mathieu y Nadina, dos seres con sus particulares complejidades y cuestionables tentaciones que se cruzarán en el peor de los momentos, en las más desaconsejables de las circunstancias y con el peor de los trasfondos posibles, que nos ofrecen una historia que expone que hay ocasiones donde la única opción posible es dejarse llevar, exponerse al peligro y permitir que la adrenalina decida cual es el siguiente paso y, por ende, el camino a seguir. Porque los sentimientos verdaderos surgen en cualquier parte, en cualquier momento, bajo cualquier circunstancia y nos demuestran que una simple mirada o una incipiente sonrisa son armas suficientes como para cambiar las convicciones más férreas y el autocontrol más absoluto. Incluso quizá podrán cerrar el peor de los pasados y tal vez dar esperanzas a un no menos incierto futuro.

Nadina o la atracción del vacío es una historia que, sin resultar empalagos, pues el escenario en el que se desarrolla no se presta a ello (y yo lo agradezco), ofrece amor, pasión, trasfondo y conciencia social, vértigo, peligro, fragilidad, tentación, secretos, conspiración, personajes bien estructurados, un relato de calidad y multitud de detalles y momentos de esos que hacen suspirar a l@s noveler@s  literariamente soñadoras como yo. Así pues, si vais buscando lectura que reúna algunos de estos ingredientes, no dudéis en darle una oportunidad a esta bonita novela y ojalá su lectura os resulte tan gratificante como en mi caso ha sido.

Por mi parte, espero que no tarde mucho la historia de ese otro personaje (no digo más para no spoilear gratuitamente) que, en los agradecimientos, Marisa nos adelanta que está por llegar y que, aun tocándole jugar con la más fea en esta ocasión, y no habiendo sido especialmente santo de mi devoción, pero a la vez no resultándome nada indiferente (¡punto para la autora!), sé que tiene muuucho que contar porque su experiencia se intuye brutal y prometedora. Ainnsss, qué me gusta una redención... ¡O eso espero! ;)

Por último, y como siempre, mil gracias a tod@s los que dediquéis unos minutos de vuestro valioso tiempo a pasar por aquí y seguir el blog o dejar vuestra opinión. Ambas cosas son sumamente bien recibidas. ♡

Feliz lectura, noveler@s mí@s ♡,



Val




Perfil de Facebook de la autora, más información de la novela, así como del resto de sustrabajos aquí.
Puedes adquirir la novela aquí.

domingo, 3 de junio de 2018

~ La piel del cordero ~

★  Eva García Carrión  ★


~ Sinopsis ~

No es fácil sobrevivir a un desamor. Vives sin vivir, con los sueños rotos y el corazón muerto. 
Erroll Flanagan de Lyon creyó firmemente que jamás superaría que Kelsey se hubiese casado con otro hasta que, por avatares del destino, se cruzó con cierta gata.
Catherine Berrycloth tenía una deuda pendiente con el hombre que le había robado el corazón. Le devolvería su espada y seguiría adelante, como siempre había hecho, con la certeza de no poder olvidarlo.
La ofensiva entre escoceses e ingleses se recrudece, pero Erroll está decidido a cruzar un país en guerra para no perder su última oportunidad de ser feliz. 
El futuro predice barbarie y muerte. Irlanda parece ser el único lugar idóneo para empezar una nueva vida.



~ Opinión y sensaciones personales ~


Por fin, tras una larga, ansiosa y casi agónica espera por mi parte, llegó a mis privilegiadas manos de lectora cero, la tercera y esperadísima entrega de la Saga Entreguerras de Eva García Carrión, titulada La Piel del Cordero. Y yo no sé siquiera por dónde empezar a contar cosas, pero sin contar nada a su vez, para que nadie se coma un desagradable spoiler que le fastidie la oportunidad de descubrir a su ritmo y por sí mismo, todo lo que encierra la maravillosa historia que se esconde tras esta preciosa portada y título y que nos cuenta las aventuras y desventuras de mi queridísimo y adorado Erroll Flanagan.

Ante todo, refresquemos un poco la memoria y recordemos que esta saga, en su primer y segundo volumen, nos contó las andanzas de los integrantes del Clan Murray, allá por el 1334, centrándose principalmente en las hazañas de los hermanos Neall y Ayden Murray, aunque como obra coral que es, contaba con otros tantos personajes de peso que los acompañaban y a los que también tuvimos la oportunidad de conocer bastante en profundidad. Como fue el caso Errol Flanagan de Lyon, que tanto en la primera como en la segunda entrega tuvo mucha presencia y peso en el desarrollo de las mismas, al ser íntimo amigo y compañero desde la infancia de Neall y, por haber experimentado en primera persona la suerte (o, más bien, carencia de ella) que junto a Ayden vivenciaron en uno de los momentos más duros e intensos de toda esta historia. Y en esta ocasión vamos a tener la oportunidad de conocer más en profundidad la otra cara Erroll, no solo la que brilla, la que destila chispa por cada poro de su piel, la que lo hace querido por todos, la que lo convierte en el alma de la fiesta, sino todas las demás también, la íntima, la introspectiva, la que se queda para él solo, la que experimenta sus mayores anhelos, sus peores temores... En definitiva, Erroll al completo.

Lo cierto es que, a mi modo de ver y por el cariño que le tengo, Erroll se merecía tener su “propia historia” dentro de la saga, ya que es un personaje tremendamente carismático y querido que siempre ha sido una figura de apoyo incondicional para sus amigos, a que los considera y defiende como su familia, mostrándose siempre leal, honesto, altruista, generoso, simpático, embaucador y lisonjero, lo que, sin duda alguna, nos ha enamorado sin remedio a tod@s l@s que hemos tenido la oportunidad de leerlo y disfrutarlo. Y se lo merecía, porque habiendo participado en todo lo que anteriormente he relatado, ha sido un personaje al que una y otra vez se le resistía el amor. O quizá era él el que se resistía a encontrarlo, el que se sentía desahuciado en ese sentido, no dándose la oportunidad de intentarlo siquiera y conformándose con los efímeros placeres de la carne, en rostros sin nombre que se marchaban tal y como habían llegado sin dejar huella alguna, y que eran sistemáticamente olvidados con cada amanecer que se dejaba atrás. Y esto creo que nos pesaba a tod@s. Pero ocurre con el amor que, aunque uno crea no tener ya corazón, aunque se sienta que en su día, antaño, se lo arrancaron dejándolo hueco, seco y vacío por dentro, cuando de improvisto llega queriendo fluir por las venas y volviendo a hacernos sentir, por más escéptico y yermo que uno sea y se sienta, y por más que se niegue, poco se puede hacer al respecto.


Y de pronto ocurre que, sin previo aviso, aparece un rostro que sí tiene nombre, unos ojos cristalinos de gata que sí se recuerdan y visualizan cada vez que la memoria divaga, un corazón superviviente y luchador que se entrega sin pedir nada a cambio, una mujer valiente y honesta que se clava en los sentidos y por momentos te hace olvidar lo muerto que te sientes por dentro, una pasión inesperada que se adhiere a tu piel regalándote una calidez nunca antes conocida, un regalo que la vida te hace sin que lo esperes y que pondrá tu existencia patas arriba sin darte cuenta si quiera y sin poder evitarlo. Catherine, Cat, La Gata. Mas, ella también tendrá que lidiar con sus propios fantasmas y temores que la perseguirán allá donde vaya, y lo que inicialmente pudo parecer un sueño hecho realidad, podría convertirse en un caramelo envenenado contra el que tan solo ellos mismos tienen el antídoto. ¿Serán capaces de aplicarlo antes de que sea tarde? ¿Se darán Cat y Erroll la oportunidad de comprobar sin son el uno para el otro el bálsamo que sus maltratados corazones necesitan? La vida no ha sido nada fácil para Catherine y Erroll y la consecución del amor tampoco. Nadie les dijo que fuera una empresa fácil; tampoco nadie les dijo que no mereciera la pena. La  pluma de Eva García Carrión, a través de la historia de Erroll y Catherine, nos lleva a realizar un viaje de largo recorrido por la Escocia, Inglaterra e Irlanda de la época, transportándonos casi mágicamente al momento de los hechos y dándonos la oportunidad de vivir casi en primera persona, lo acaecerá durante ese periplo casi en primera persona, que no será poco, pues son muchos los inconvenientes a los que tendrán que enfrentarse si quieren aspirar a un futuro mejor; a un futuro juntos.

Y, aunque al igual que las anteriores entregas mantiene una línea coral, para mí es la que menos cumple esta premisa, resultando notorio que está mucho más centrada en la historia de estos dos personajes. No obstante, no sufráis, ya que, por supuesto vamos a volver a saber del resto del elenco que ya nos robaron el corazón en El destierro del ángel y en La jaula del petirrojo, puesto que se entremezclará con las aportaciones que harán Isabel y Malem en su periplo en busca de un futuro mejor, aunque por momentos también incierto, así como Ayden y Leena que seguirán en su cruzada de encontrar la parte de ellos que les fue robada contra su voluntad. Y Dunstana. Y Kelsey. Y, por supuesto, Neall... Neall y su particular búsqueda; Neall y su particular lucha interior; Neall y la batalla contra sus propios demonios. Y a algunos otros que omito para no fastidiar el factor sorpresa. Porque sí, La piel del cordero no es solo la historia que cuenta en sí, sino todo lo que, además, promete que está por venir y que me hace salivar de solo pensarlo, ¡ainnnsss!

Una novela de más 700 páginas, perteneciente a una saga con otras dos historias previas de la misma naturaleza y extensión, tiene que tener mucho contenido y el autor/a ha de ser muy hábil para no reiterarse en tocar los mismos temas una y otra vez, haciendo que la novela se alargue innecesariamente y que el lector se disperse. Mas, os puedo asegurar que no es el caso y que personalmente no me ha ocurrido en absoluto. Para sacarse de la manga una(s) historia(s) así, repleta de fechas, datos, lugares, sucesos, múltiples personajes y que todo habite, coexista y ensamble de impecable manera, resultando además apasionante y adictiva, hay que tener un don y una mente privilegiada, una maestría innata a la hora de plasmarlo y hay que un ser de una pasta muy especial para combinarlo todo y llevarlo a buen puerto. Hay que ser de la pasta de los que llevan las letras en la sangre y como algo inherente a su propio ser.


La Saga Entreguerras, además de proporcionarme un disfrute absoluto y maravilloso en cada una de sus entregas, y de ofrecerme la oportunidad de conocer las magníficas  historias de unos hombres de honor sin igual, leales y sacrificados donde la amistad, la generosidad y la hermandad está por encima de cualquier otro valor mundano, me ha regalado el descubrir que su autora, Eva García Carrión, es una de esas privilegiadas plumas bendecid@s por las musas que han nacido para escribir histórica, destilando elegancia, conocimientos y buen hacer a lo largo de toda su obra. Leer esta saga es sumergirte en un apasionante y desgarrador viaje a la Escocia, Inglaterra, Irlanda y España medieval del cual no querrás regresar; leer a Eva es entregarse voluntaria e irremediablemente al deleite de una lectura repleta de calidad y encanto, que derrochará amor y ternura a raudales cuando es necesario, así como nos demostrará también que no le tiembla el pulso a la hora de tomar decisiones cruciales y duras en los momentos que la coherencia y el futuro de la historia así lo pidan.

Creo que por todo lo expuesto queda más que claro que tanto la saga como esta historia en concreto me encantan, que me ha hecho sufrir y disfrutar a partes iguales, y que recomiendo muy mucho a quien quiera que sea que busque adentrarse en una novela romántica histórica de calidad repleta de aventura, amor, desencuentros, promesas, amistad, lealtad, pasión, compromiso y un largo etcétera que hará el cóctel idóneo para una lectura más que satisfactoria.

¿Te animas a darle una oportunidad? ¡Dale, estoy más que segura que no te arrepentirás de ello!

Y como siempre, mil gracias a tod@s los que hayáis dedicado unos minutos de vuestro valioso tiempo para pasar por aquí y seguirnos o dejar vuestra opinión. Ambas cosas son sumamente bien recibidas. ♡

Feliz lectura, noveler@s mí@s ♡,



Val




Página de Facebook de la autora, más información de la novela y de su autora, así como del resto de sus trabajos aquí.
Puedes adquirir la novela en versión digital aquí.

domingo, 20 de mayo de 2018

~ La luz que perdimos ~

★ Jill Santopolo ★



~ Sinopsis ~

Lucy y Gabe se conocieron durante su último año en la universidad un día que les cambiaría para siempre. En ese momento decidieron que necesitaban hallar un sentido para su vida, aprovecharla, dejar huella. Jóvenes y enamorados, parecían tener el mundo a sus pies. No esperaban que fueran sus propios sueños los que los separaran. Pero Gabe aceptó ir a trabajar como fotógrafo de prensa a Oriente Próximo y Lucy decidió continuar su carrera en Nueva York.

Así comienzan trece años de anhelos, deseos, celos, traiciones y, sobre todo, amor. Separados por continentes, pero nunca lejos del corazón. ¿Era realmente su destino acabar juntos su viaje?


 Fan art realizado con todo el cariño por esta novelera, inspirado en esta historia y sus personajes.

~ Opinión y sensaciones personales ~


IMPORTANTE: 
No puedo asegurar que no contenga posibles spoilers, si bien no de un modo literal, 
sí cabe la posibilidad que de manera subliminal.


Me gustan las historias de amor. Hay muchos tipos de ellas y de todas, o casi todas, se puede hacer una buena lectura entre líneas, una meditación, una reflexión. Y después están las lectura que te dejan conmovido. Pero conmovido de verdad. No solo conmovido por que es una historia bonita donde los personajes han pasado lo suyo pero que a la larga ha tenido final feliz que te ha dejado satisfecha y con una sonrisa en la cara (que, ojo, es a lo que aspiro cada vez que abro un libro), sino conmovido en el sentido de removerte absolutamente por dentro, de dejar tus sentimientos a flor de piel, el corazón en un puño y que tras finalizar realmente te haga pensar, plantarte y cuestionarte distintas cosas de las que de verdad tienen cabida en la vida real. Lecturas introspectivas, que digo yo.

Y justamente en esa tesitura es en la que me ha puesto La luz que perdimos, y la que me arranca a, tras muchos meses sin acercarme por estos lares, venir y plasmar estas líneas. Y conste por adelantado que esta no va a ser una opinión al uso, del estilo de las que suelo hacer cuando me pongo, sino algo mucho más exprés (vaaale, exprés nunca me salen, ya lo sabemos...) y menos elaborado, pero que me apetece recoger en esta entrada.

La luz que perdimos, ay, que despistada me has tenido la mayor parte del tiempo. Cómo ha luchado mi corazón para seguir pensando hasta el final que esa luz no estaba perdida del todo, que se recuperaría, que volvería a brillar con intensidad. Pero tampoco os mentiré, y aunque mi corazón romántico y novelero siempre aspira a ese final feliz de sonrisa en la cara y suspiro en el alma, mi cabeza, esa que no se deja liar tan fácilmente me decía una y otra vez "no te engañes novelera... ¿no ves que está escrito en segunda persona? Piensa, piensa el motivo, no desdeñes las pista que Luce (porque en esos momentos es Luce y no Lucy) te está dando, no obvies esas pinceladas tan aclaratorias... Ve preparando a tu corazón...". Pero aún así considero que ha merecido la pena. Historias de estas, aunque sé que no son del agrado de todos los lectores, para mí sí merecen la pena y me siento agradecida de invertir mi tiempo en ellas.

Y ha merecido la pena porque me quedo con todo lo que Gabe/Gabriel y Luce/Lucy me han hecho sentir. De todo. Y mucho. Malo, bueno, profundo, reflexivo, coherente, incoherente, justo, injusto, emocional, cerebral, pasional, terrenal, etéreo, egoísta, incomprensible, altruista, generoso... Insisto, de todo. Me han contado sobre un amor de esos que, probablemente, se viven una sola vez en la vida. O ninguna. Me han mostrado lo que es encontrar a tu estrella binaria, lo que significa ser dos, sentirse completo e indivisible, ser el centro de la vida del otro, alimentarte del aire que el otro respira. Me han contado lo que significa sentirse invencibles, que el resto del mundo no tenga importancia, llegar a tocar la felicidad con la punta de los dedos... Casi poder agarrarla por completo... Y, como no podría ser de otra manera, me han contado también que cuando uno llega a ese nivel de conexión, cuando te sientes tan vivo que no se puede subir más, que ya has llegado a lo más alto, todo puede cambiar en un segundo. Aunque no quieras, Que cuando has vivido con tal intensidad, cualquier brecha puede hacer que todo lo que creías seguro se te escape de entre los dedos sin poder hacer nada por evitarlo. Sin ser capaz siquiera de apartar la mirada para que duela menos y dejando un vacío y un desconsuelo nunca antes conocido,

 Fan art realizado con todo el cariño por esta novelera, inspirado en esta historia y sus personajes.

Me he enamorado mucho de estos personajes y de toda su complejidad. De sus contradicciones. De su amor infinito, en parte tortuoso, de sus temores, de sus instantes con brillo propio, de las piezas de sus puzles que solo el otro sabe donde encajar. De su manera de vivir al otro teniendo la conciencia absoluta de que nadie, nadie, sabrá leerlos y entenderlos como ellos mismos porque ¿cuántas almas gemelas se pueden tener en la vida? Estoy segura de que en su caso estaba muy clara la respuesta: una. La única posible.

Gabe me ha llegado al alma con su sensibilidad extrema (que me recuerda a tantas y tantas cosas cercanas...), con su habilidosa percepción para hallar belleza hasta en los lugares más insospechados, por su conciencia social, por su espíritu luchador que como única arma tenía el objetivo de su cámara. Por su inconformismo, por su creencia absoluta de que debía y podía hacer algo bueno por los demás. Por no dejar de intentarlo hasta el final. Por no dejar de amar a Luce en ningún momento. Porque ni el tiempo ni la distancia pudo con que sentía por ella. Y por más cosas que son mi particular lectura sobre el cómo y el porqué encara el capitulo final que, además coincide plenamente con la lectura y la sensación que percibe Lucy, Y Luce, que me ha tocado el corazón de pleno y he sufrido a su par porque es quien más ha expuesto, quien se ha desnudado por completo, quien más me ha contado sin tapujo alguno, a la que he visto padecer y dividirse. Romperse y reconstruirse. Seguir adelante. Respirar. Pero no olvidar. Ha sido incapaz de olvidar lo que más viva la hacía sentir. A quien más viva la hacía sentir. Generosa y consecuente con sus sentimientos hasta el final. Porque dicen que el amor puede transformarse, pero difícilmente desaparecer. Al menos uno como este. Él un alma libre e inconformista que voló cual estrella fugaz en busca de su destino: ella la estela de luz que lo acompañaba y se retroalimentaba de su brillo, de su esencia. El equipo perfecto de haber coexistido en otros tiempos, en otros mundos. Me han hecho sentir, me han hecho sufrir y esos son los requisitos  indispensables para volverse inolvidables para mí.

Es la primera vez que leo algo de esta autora, Jill Santopolo, y la verdad es que no puedo decir que su estilo y pluma me haya dejado indiferente en absoluto. A través de sus personajes (incluido el tercero en discordia, Darren, que aunque aquí no lo voy a mencionar mucho, tiene un peso importantísimo en la novela), he podido observar un trabajo minucioso, elaborado, de calidad, con una base muy sólida, con argumentos de peso, con los citados personajes construidos y perfilados a conciencia, dotados con caracteres y argumentos perfectamente plausibles en la vida (de hecho, al final del libro, en los agradecimientos nos hace partícipes que esta historia nace a raíz de una vivencia de ella en primera persona)  y que dan muestra de unas maneras depuradas que dan como resultado un trabajo que, bajo mi humilde punto de vista, se puede considerar de gran calidad y con conciencia. Imagino que en el futuro volveré a repetir con ella, aunque ahora, lo que se dice ahora, sería incapaz de volverme a sumergir en algo parecido. Tiempo al tiempo.

 Fan art realizado con todo el cariño por esta novelera, inspirado en esta historia y sus personajes.

Porque, que no se engañe nadie, esta es una historia dura y difícil que plasma que por mucho queramos algo, o a alguien, nuestros actos y nuestras decisiones marcarán nuestro camino. Caminos que podrán recorrerse más de una vez, caminos que nos permitirán rectificar en algunos casos y que, en otros, nos recordarán que llevamos demasiado equipaje encima como para embarcarnos, quizá, en una nueva travesía. Una historia que nos habla de destino y libre albedrío. Una historia que nos habla de amores infinitos.

Sé que por el tipo de historia que es, tendrá tantos defensores como detractores, y creo que puedo entenderlos a ambos pues tras finalizar su lectura bullían en mí multitud de sentimientos encontrados y podía escuchar en mi mente el eco de debates nuevamente abiertos sobre donde empieza y acaba la línea entre lo romántico y lo sentimental, entre la sonrisa en la cara o el corazón en un puño, entre un rotundo sí o el más absoluto de  los no. En mi caso, en esta ocasión, es un sí. Doloroso, pero sí.

Si la has leído y de casualidad pasad por aquí, me encantaría conocer tu opinión, si eres de los que le dan el beneplácito o por el contrario prefieres otro tipo de historias más convencionales.¡Anímate!

Y como siempre, mil gracias a tod@s los que hayáis dedicado unos minutos de vuestro valioso tiempo para pasar por aquí y seguirnos o dejar vuestra opinión. Ambas cosas son súmamente bien recibidas. ♡

Feliz lectura, noveler@s mí@s ♡,



Val



Puedes adquirir la novela o leer las primeras páginas aquí.

martes, 17 de octubre de 2017

~ A contrarreloj ~

★ Laura Esparza ★


~ Sinopsis ~

Andrea no puede organizar una boda. Su pequeña agencia de representantes deportivos está a punto de hacerse un hueco entre las grandes, y necesita concentrar todas sus energías en evitar que la competencia se quede con parte de sus clientes. Pero se trata de su mejor amiga; Luc no quiere organizar una boda. Tiene una cartera llena de superestrellas que requieren toda su atención, y hay una nueva rival en el horizonte a la que debe aplastar antes de que se convierta en una amenaza para su negocio. Pero se trata de su hermano pequeño; Una alianza temporal es lo único que puede evitar el desastre. Conseguir la ermita, reservar el restaurante, elegir las flores y comprar el vestido debería ser pan comido para ellos. Sin embargo, los preparativos se convertirán en una carrera contrarreloj para la que solo se acepta una apuesta: ¿quién será el primero en perder el corazón?

Fan art realizado con todo el cariño por esta novelera, inspirado en esta historia y sus personajes.

~ Opinión y sensaciones personales ~

Esta es la segunda vez en poco tiempo que leo a Laura Esparza en un lapso relativamente corto, debido a que por dos ocasiones salió como opción elegida para la lectura del mes en la Tertulia Romántica Sevillana a la que asisto habitualmente, y como la vez anterior no pude hacer reseña de ¡Piratas!, esta vez con A contrarreloj no quería quedarme con la espinita de dedicarle unas líneas a esta historia que me ha dejado muy buen sabor de boca.

No os voy a contar nada de la historia en sí porque ya sabéis que no es mi pretensión haceros mi particular sinopsis de lo que ocurre entre las páginas del libro, ya que eso no os diría nada de mis sensaciones, pero por el contrario os diré que, definitivamente esta historia me ha gustado mucho, y lo ha hecho porque se trata de una agradable e ingeniosa lectura que me ha recordado en cierto modo al estilo de la autora que probablemente más disfruto, SEP (Susan Elizabeth Pillips), resultando una historia desenfadada, simpática, con buenos toques de humor y personajes peculiares y entrañables de esos que, personalmente a mí, me han dejado una sonrisa en los labios y la firme sensación de que seguiré de cerca a esta autora ya que, de momento, el grado de satisfacción con sus trabajos es alto.

Es una novela que, además de la historia de amor en sí que todo libro de corte romántico ha de tener como tema central, cuenta un buen y nutrido abanico de espléndidos personajes secundarios que no hacen más que aumentar el nivel de la historia y hacer un magnífico homenaje a la amistad y a la familia, ensalzando todos esos valores que necesitamos sentir girando a nuestro alrededor provenientes de nuestros seres queridos. Y eso, Laura Esparza lo ha conseguido  con personajes tan entrañables como las incombustibles abuelas/chicas de oro, la pequeña y peculiar Silvia, esa eficiente secretaria asistente Carmen y Maxime, ese loco, a la vez que magnifico, organizador de bodas que, sin duda, conseguirán sacar más de una sonrisa a la mayoría de los lectores con las numerosas situaciones hilarantes y divertidas que provocan entre todos ellos. No se puede olvidad tampoco a contribución de Marc, el hermano, e Irene, la mejor amiga y su bonita y tierna relación salpicada de momentos divertidos y picantes que también nos aportarán muy buenos momentos.

Fan art realizado con todo el cariño por esta novelera, inspirado en esta historia y sus personajes.

Pero, sin duda, y aunque hay muchos personajes que aderezan esta historia, no podemos considerarla coral, pues sin duda alguna, el mayor peso y el hilo conductor de la misma recae sobre la relación que, de una manera inicialmente forzada, nace entre Luc ("Lic" ya por siempre para la mayoría de nosotr@s... jajjaja) y Andrea, dos personas exitosas, reconocidas en su ámbito laboral y acostumbradas a ganar que, sin comerlo ni beberlo, se verán "obligados" a colaborar en un proyecto juntos que, por momentos, les ocasionará urticaria, estrés y hasta ganas de "liquidar"al otro para volver a sus ordenadas, metódicas y, hasta cierto punto, aburridas vidas. Peeero, afortunadamente, además de ser personas competitivas, son esplendidos y altruistas para con los suyos, y eso los hará darse una tregua en la lucha de poder en la que se ha convertido la tarea que se les ha encomendado y que hará que, además de "sufrir" al profesional que tienen enfrente, conozcan también a las personas que hay detrás de esas fachadas y que esconden mucho más de lo que a simple vista nadie podría adivinar.

Llegados a este punto, tengo que reconocer que ambos personajes principales me han gustado bastante y que el personaje de Andrea lo valoro mucho por la combinación de independencia y fortaleza sobre la que ha construido su vida, casi consiguiendo arrinconar y ocultar la fragilidad que también la habita y que cree que nadie debe conocer para no parecer débil a ojos de un mundo que considera mayoritariamente de hombre y que podría restarle credibilidad en su faceta laboral Aunque, obviamente, no es oro todo lo que reluce y, aunque muy oculto, debajo de un motón de capas de perfecta y profesional apariencia, hay un corazón que late con fuerza y quiere sentir. Pero si hay un personaje ante el que me postro y que pasa a formar parte del club de mis personajes masculinos preferidos, ese es Luc, el cual me ha parecido un personajazo en mayúsculas, de esos que quitan el hipo, que hacen babear, física y emocionalmente y que provocan revoloteo de mariposas en estómago y corazón. Y no lo digo por las virtudes físicas que la autora tiene a bien recrear en él (cosa que se agradece también, ¡of course! jijjijii), sino a toda una larga lista de cualidades que muestra a lo largo de toda la historia, de las cuales resaltaría sin duda, la paciencia de la que hace gala una y otra vez, su talante colaborador y conciliador y, por encima de todo, su tremenda generosidad, en todos los ámbitos, con todos y cada uno de los que le rodean. Es uno personaje de esos que parece "serio" e imperturbable, pero que realmente tiene una filosofía y manera de ser envidiable, con elegante picardía, que enamora a cada paso que da sin por ello proyectar esa manida imagen usada hasta la saciedad de protagonista masculino dominante y pagado de sí mismo, que es prácticamente un superhéroe de esos que con una simple caidita de ojos tiene a todas las féminas arrastándose a sus pies... ¡Afortunadamente! Naaahh, nuestro Lic es todo un hombre hecho y derecho de los que se visten por los pies, tal y como decía mi querida abuela. Jejjeje... ;) Y conste que exactamente la misma opinión es la que me produjo el personaje del capitán Blackhawk, personaje masculino de su otro trabajo, ¡Piratas!, que también me resultó igual de rotundo, masculino y encantador, cosa que me fascina y que tendré muy presente para decidir futuras lecturas de la autora.

Y volviendo a la relación entre elloscomo buena novelera romántica, eso es justo lo que más me ha gustado y con lo que he disfrutado de principio a fin, porque no hay nada que me atraiga y satisfaga más que ese nicontigonisinti, ese pique, esa atrayente rivalidad entre los protagonistas que mantiene continuamente al alza la expectación de los lectores que, como yo, se pirran por esas situaciones. Y si a eso le sumamos, unos diálogos ocurrentes, ágiles, divertidos, una evidente química y tensión sexual entre ellos, y un crecimiento personal de ambos personajes a lo largo de la novela, que nos mostrarán sus más íntimas vulnerabilidades, sus temores y la particular carga que llevan a las espaldas, que nos harán entender y comprender el porqué actúan como actúan en determinadas circunstancias, pues casi que tenemos la fórmula perfecta para disfrutar de unos buenos ratos de lectura. Para ser exactos, los que quepan en día y medio, que es aproximadamente lo que me ha durado a mí esta historia entre las manos, pues, creedme, no podía parar de leer, resultándome bastante adictiva de principio a fin.

En resumen, que tras todo lo expuesto, y si buscáis una lectura bonita, agradable, desenfadada, con personajes entrañables y bien trabajados, con refrescantes toques de humor, con situaciones cómicas que te harán reír y donde encontrarás mucho amor, pasión, amistad, cariño, hermandad y que, además, esté muy bien escrita, de manera que resulte adictiva, fluida y fácil de leer, sin duda alguna, tened en cuenta A contrarreloj, de Laura Esparza, pues os brindará todo esto o mucho más. ¡Yo os la recomiendo sin duda!

Y como siempre, mil gracias a tod@s los que hayáis dedicado unos minutos de vuestro valioso tiempo para pasar por aquí y seguirnos o dejar vuestra opinión. Ambas cosas son súmamente bien recibidas. ♡

Feliz lectura, noveler@s mí@s ♡,



Val


Puedes adquirir la novela en versión digital aquí.
Página de la autora en Facebook y más información sobre sus trabajos aquí.

lunes, 9 de octubre de 2017

~ Heridas de amor y de guerra ~

★ Meg Ferrero ★


~ Sinopsis ~

El 21 de octubre de 1854, treinta y ocho mujeres partieron directas a una guerra para cuidar a miles de soldados ingleses heridos, cambiando así el curso de la enfermería moderna. Anna St. James formaba parte de esa expedición de valerosas enfermeras; una mujer indómita contraria a cualquier guerra que cometió una terrible negligencia al atender a un soldado indebido.

Alex, un atractivo general herido, se enamoró de la joven enfermera que atendía sin discriminaciones a cuanto herido recibía.

La guerra los sentenció a ser enemigos, pero sus corazones los condenaron a amarse en medio de un escenario cruel, lleno de dolor y sufrimiento.


Fan art realizado con todo el cariño por esta novelera, inspirado en esta historia y sus personajes.
~ Opinión y sensaciones personales ~

Me hallaba acabando de finalizar un par de lecturas extensas cuando me pidió el cuerpo buscar una historia no demasiado larga, que me sirviera de transición ante la siguiente lectura que tenía prevista de longitud también considerable. Y en esas me encontraba cuando hizo aparición ante mis ojos Heridas de amor y de guerra, de Meg Ferrero, autora a la cual ya había leído con anterioridad y que me había dejado un agradable sensación lectora y las ganas de repetir con su pluma en ocasiones venideras.

Y lo cierto es que ha sido una historia que ha cumplido a la perfección su cometido. pues se trata de lo que podríamos considerar una novela corta que se lee de manera muy rápida y fluida, una bonita historia de amor que nos cuenta cómo el amor puede germinar incluso en las más adversas situaciones, donde manifestar cualquier atisbo de ese sentimiento, y más en bandos enemigos, casi podría ser considerado alta traición, y que plasma a la perfección que cuando los sentimientos que surgen brotan espontáneamente y nacen de lo más profundo del corazón, no hay absolutamente nada ni nadie que pueda contenerlos. Eso sí, no estarán exentos, ni ellos ni su amor, de ser torpedeados por aquellos que no ven con tan buenos ojos que ese sentir fructifique y que harán todo lo que esté a su mano para que la historia de Alex y Anna no avance. Afortunadamente para ellos, también contarán con la ayuda de un par de secundarios que, sin duda, serán clave para que pueda existir un futuro para ambos. Aun así, ella, joven enfermera británica e inexperta en lo que al amor se refiere, y él, joven y hastiado general de las tropas rusas, se verán inmersos en diversas situaciones que pondrán en serio peligro un incipiente amor mal visto a ojos de prácticamente todos los que los rodean, pero que se convierte en la única llama de esperanza a la que aferrarse para seguir adelante ante el horror que la guerra se empeña en imponer.

Como en la anterior historia que leí de la autora (a la cual hace un guiño especial con un parentesco familiar que me hizo sacar la sonrisa), me ha resultado una lectura ágil, bien escrita, bien ambientada y muy documentada, que cuenta con el ritmo adecuado a la hora de aportar la información al lector que va a necesitar para desentrañar los nudos que se van formando, consecuencia de lo cual, la lectura progresa de principio a fin sin que haya ningún bajón o pérdida de interés para el lector pues, además, plasma con fidelidad y sabiduría los avatares de la batalla, sin que por ello estos resulten demasiado cruentos o desagradables y, por ende, pudiendo ser óptima para  la sensibilidad de cualquier/a lector/a que quiera acercarse a ella. Y de la misma manera podríamos catalogar las escenas íntimas, que me han parecido idóneas y afines al resto de la historia, sensuales pero sin resultar excesivas, empastando muy bien con el contexto del resto del relato.

Fan art realizado con todo el cariño por esta novelera, inspirado en esta historia y sus personajes.

Por otra parte, la novela hace un bonito reconocimiento al gremio de enfermeras, al cual pertenece su autora, contando las experiencias de Florence NightingaleMary Jane Seacole (convertida esta última, además, en un símbolo contra las injusticias raciales y sociales), consideradas a día de hoy las precursoras de la enfermería tal y como la conocemos en el presente, y a las que en su día, no les tembló el pulso para adentrarse entre el dolor y muerte que lleva consigo cualquier guerra, ayudando a minimizar, en la medida de sus posibilidades, las miserias de las batallas que asistieron, especialmente en la Guerra de Crimea.

En general, ha sido una lectura satisfactoria y me ha parecido un buen trabajo, mas si tuviera que ponerle algún pero, sería que, aunque yo la doy por buena pues iba buscando algo que no fuera largo en exceso, puedo entender que a otros lectores/as les pueda parecer que está demasiado condensada y que tiene mucho material e hilos de los que tirar como para que no se haya desarrollado con más detenimiento, dando por ende, más disfrute al lector, pero realmente es un mal menor que no afecta demasiado ni debe ser determinante a la hora de elegirla como posible lectura. Y por otra parte, y esto también lo observé en su anterior trabajo, me ha parecido que se podría prescindir del uso de ciertos signos de exclamación/admiración, pues se recurre a ellos para mi gusto en exceso, en varias de las conversaciones que se están desarrollando en un entorno íntimo que sugería un tono de voz y énfasis quizá algo más comedido. Pero conste que es una apreciación muy particular mía en la que es muy posible que otros lectores ni siquiera recaigan.

Resumiendo, que si buscas una historia que te dure un suspiro, dulce pero que contenga su buena dosis de intensidad, su cuota de drama, de acción, de pasión, que exude ternura en cada una de sus páginas, que contenga una historia de amor capaz de sobrevivir a la misma muerte (¡creédme que llegado el momento querreis matar a Meg! Uff, menos mal que después se hace perdonar... Jejjejje) y con personajes entrañables que verás crecer a lo largo de la trama, sin duda alguna, deberíais darle una oportunidad a Heridas de amor y de guerra, pues entre sus páginas encontrarás todos esos ingredientes y alguno más que, a buen seguro, harán las delicias de muchos de los lectores/as de romántica histórica.

Y, como siempre, mil gracias por dedicar parte de vuestro valioso tiempo a pasar por este humilde rinconcito y leer mis particulares pareceres. Y en esta ocasión, lo hago extensivo a la autora, pues ha sido toda una sorpresa ver mi nombre en los agradecimientos, cosa que no esperaba para nada y que casi que me ha sonrojado por la sorpresa, ¡gracias! 

Feliz lectura, noveler@s mí@s ♡



Val


Booktrailer de la novela aquí.
Puedes adquirir la novela en versión digital aquí.
Perfil de la autora en Facebook y más información sobre sus trabajos aquí.

lunes, 18 de septiembre de 2017

~ La joya de Meggernie ~

★ Kate Danon ★


~ Sinopsis ~

1314, Escocia
Tras el ataque a Meggernie, el hogar de Willow MacGregor, el único camino que le queda por delante a la joven es el de la venganza. Si para ello debe colarse en la fortaleza de su enemigo y hacerse pasar por quien no es, no dudará en seguir los dictados de su corazón.
Para Ewan Campbell, aceptar a un enclenque muchacho en su castillo, uno que además pretende unirse a su tropa de soldados, es una auténtica aberración. Sin embargo, el orgulloso laird del clan Campbell descubrirá que una simple mirada basta para que sus convicciones y sus más arraigadas creencias se tambaleen.
Sumidos en un desconcierto total de emociones, ambos se darán cuenta de que el amor se encuentra donde menos se lo esperan, y que su corazón solo se enciende ante el roce de una única piel...


Fan art realizado con todo el cariño por esta novelera, inspirado en esta historia y sus personajes.

~ Opinión y sensaciones personales ~

Estoy en una etapa mi vida lectora en la que solo dedico tiempo a este espacio si la historia que lleve entre manos me ha llegado y llenado lo suficiente y si las sensaciones que me ha aportado son tales que el cuerpo me pida plasmarlas en palabras para contárselas a quien sea que las quiera saber. Y exactamente eso es lo que ha ocurrido con esta lectura. 

Como ya comenté a mis amistades por Facebook, por distintas cuestiones personales he tenido un verano de inapetencia "lecturil" total y, encima, el par de veces que me he intentado ponerme con algo, me ha costado muchísimo hasta el punto de quitarme las ganas de seguir leyendo (esto es una constante en mis rutinas lectoras, si una historia no me gusta me afecta bastante en el sentido de que no me agrada abandonar libros, y lo alargo y lo alargo hasta el punto en el que me hastía tanto que después me provoca una inapetencia casi total durante un tiempo), de modo que decidí que no me obligaría hasta que cuerpo y mente así me lo pudieran en uso pleno de sus facultades y con todas sus fuerzas. Y ahí es donde entra a formar parte del juego "La joya de la Danon" como a mí he ha apetecido renombrar esta historia.

La cuestión es que la primera vez que supe de ella fue allá por mediados de Junio por mi querida Patricia Sánchez Lorenzo, fiel seguidora del blog que, además, ya es amiga en mayúsculas. El caso es que me dijo que estaba leyéndola y que le estaba gustando mucho, de manera que confiando en su criterio, la busqué, leí su sinopsis y ocurrió aquello de "aiinnsss, ¡como mola! ¡Me la apunto!", y ahí quedó la cosa. Pero poco después, cuando estábamos aportando propuestas de historias autopublicadas para la Tertulia Romántica Sevillana, a la cual asisto habitualmente, me saltó la bombillita y rápidamente me fui a cotejar si esta historia lo era, y al darme cuenta de que sí, la propuse encantada pues seguía sintiendo que aún estando inapetente en general, me hacía tilín lo que la sinopsis dejaba traslucir. Pero mi gozo en un pozo, no hubo suerte, y tras someterlo a votación, fue otra la historia elegida, de manera que volvió a quedar en el tintero para alguna otra ocasión venidera. No obstante, la propuesta que hice me consta que suscitó el interés de alguna de mis compañeras de tertulia, como mis queridas Rocío DC y Maca Ferreira, y algún tiempo después, se aventuraron a leerla, comentándome a posteriori que había sido una lectura muy satisfactoria y que les había gustado mucho. Y como imaginareis, a esas alturas, el hecho de comprobar en personas con un criterio en el cual confío, que mi intuición con esta historia era acertado, no hizo sino aumentar mis ganas de leerla a cotas elevadas de manera que, sin pensármelo más, decidí que era el momento de intentar retomar la lectura. 

Y así lo hice, tras salir de trabajar un sábado tarde, comencé su lectura esa misma noche y, tras robarle horas al sueño y el "toque" de alguna que otra persona cercana por estar missing total, alrededor de veinticuatro horas más tarde ya había dado buena cuenta de sus más de quinientas páginas. ¡Y eso que ya sabeis que yo no soy una lectora rápida debido a que me gusta recrearme y recrearme en todo aquel pasaje que, por un motivo u otro, le llegue a mi novelero corazoncito!


Fan art realizado con todo el cariño por esta novelera, inspirado en esta historia y sus personajes.

Pero creedme, es totalmente lógico que me acabara su lectura en un pis pas, pues La joya de Meggernie es una novela que cuando te pongas a leerla comprobarás que no puedes dejarla a medias, y necesitarás seguir un poquito más y otro, y otro más, hasta que te des cuenta de que, como quien no quiere la cosa, ya has llegado al final.

¿Y qué os puedo contar sobre la historia en sí sin spoilear más de lo estrictamente necesario o lo que ya adelanta la sinopsis? Pues os diré que me ha encantado porque es una historia que tiene de todo, que cuenta con todos los requisitos necesarios para conquistar a cualquier lector/a del estilo romántico histórico, y en concreto a los seguidores/as de los afamados Highlanders. La joya de Meggernie es una novela que, en medio de una época marcada por la guerra entre ingleses y escoceses, donde estos últimos intentan proteger a toda costa su tierra de la invasión del poderoso ejército sassenach, nos cuenta la historia de Ewan Campbell, joven laird recientemente nombrado en el Clan Campbell y Willow MacGregor, la más pequeña de los hijos del lair del Clan MacGregor, y cómo sus vidas llegan al punto en el que se cruzan, convirtiéndose ambos, además de en un dolor de cabeza para el otro, en las personas que cambiarán todas sus expectativas, sus esquemas y hasta sus más arraigadas creencias. Y, por supuesto, sus profundos anhelos. Sobre todo en el caso de Ewan, que pasará un autentico suplicio cuando compruebe que todos los cimientos y convicciones en los que está basada su existencia, están a punto de derrumbarse de un plumazo por culpa de un pequeño duende que revolverá su vida y sus sentimientos, poniéndolo todo patas arriba, hasta tal punto que creerá volverse loco, anhelando desesperadamente algo que para la época en la que se ambienta la novela, estaba fuera de toda lógica y aceptación por parte de sus congéneres, siendo él, por añadido, el cabeza del clan y, por ende, el máximo ejemplo a seguir entre sus gentes. Y de igual modo las de Willow, o Will, que pasa de ser una joven acomodada que por fortuna nunca ha tenido que pasar por ninguna vicisitud, a tener que enfrentarse a una pérdida terrible y sumamente dolorosa, así como al asedio de sus tierras y al ultraje de sus gentes, quedando sola, desamparada y con la necesidad moral de averiguar quién y por qué ha acabado con todo su mundo, y necesitando llevar a cabo una venganza que considerará justa y necesaria para honrar la masacre y la pérdida que ha sufrido su pueblo, así como para salvar su propia vida. 

Y, sí, me ha gustado mucho porque, definitivamente, me ha parecido una historia diferente a la mayoría de las que solemos leer, ya que es bastante arriesgado plantear una historia ambientada en la Escocia de allá por 1300 y centrarla en unas más que justificadas dudas sobre la sexualidad, y todo lo que eso conlleva, de su protagonista masculino. Era una apuesta fuerte y arriesgada, pero indudablemente Kate Danon ha sabido plantearla y ha tenido gran habilidad para defenderla, haciendo que el resultado sea, sencillamente, de dulce. Me ha fascinado la destreza y capacidad que ha tenido para plasmar el debate interno y la lucha interior que Ewan mantiene sobre sí mismo y como, muy acertadamente, llega a la conclusión y al convencimiento de que los sentimientos están por encima de cualquier otra cosa, muy independientemente de quien sea el destinatario de los mismos y que, difícilmente se puede luchar contra ellos. Por eso la historia de amor que encierra esta novela, y el modo de tratarla, me ha resultado muy valiosa y, humilde y personalmente, me ha parecido de una sensibilidad y un honestidad maravillosa y digna de resaltar. Y, sin duda alguna, en gran medida, la culpa de todo ello la tienen unos personajes maravillosos, bien trabajados, bien perfilados, con una evolución brutal y bien dotados de argumentos y justificación para actuar tal y cómo lo hacen, con los que la autora consigue que empaticemos y casi que experimentemos en carne propia lo que ellos están viviendo. Y no os mentiré, ambos personajes me han gustado mucho y se quedan con un trocito de mi corazón, pero especialmente Ewan, me ha hecho disfrutar muchísimo y ha sido el principal culpable de la satisfactoria sensación que esta lectura me ha reportado. 

En resumen, La joya de Meggernie, me ha parecido una fantástica lectura que cuenta con una trama interesante, original, con un enfoque nada convencional que rompe los patrones habituales en las historias de highlanders, con unos personajes valerosos y valientes que luchan contra su particulares adversidades y que crecen a lo largo de la historia, muy bien escrita, con gusto en las escenas íntimas, con diálogos ágiles y atractivos, con un relato y una narración que habla muy bien de su autora y de la maestría que ha tenido para plasmar la historia de manera que el lector queda atrapado desde los primeros compases y hasta el punto final, contando, además, con su buena dosis de acción y su ración de secretos por resolver y que nos mantendrán el alma en vilo. ¡Vaya, lo que yo llamaría una historia redonda!

Por todo ello, sin ningún género de dudas, tengo claro dos cosas: una, que es una historia que recomendaré sin que me tiemble la mano y sin temor a que defraude a otr@s noveler@s como servidora; y dos, que esta es la primera vez que leo a Kate Danon pero que no será la última ya que, sin duda, me ha dejado muy satisfecha, con muy buen sabor de boca y con ganas de volver a leerla en alguna otra ocasión en el futuro.

Por último, y como siempre, muchas gracias a tod@ el que decida pasar por aquí y dedicarle unos minutillos a este humilde rinconcillo. Y si te animas a dejar tu opinión, me encantará saberla.

Feliz lectura, noveleros ♡,



Val



Puedes adquirir la novela en versión digital aquí.
Perfil de la autora en Facebook y más información sobre sus trabajos aquí.

lunes, 3 de julio de 2017

~ Bilogía Sofía ~

~ La magia de ser Sofía ~ La magia de ser nosotros ~

★ Elísabet Benavent ★



~ Sinopsis ~

La magia de ser Sofía:

Sofía tiene tres amores: su gata Holly, los libros y El café de Alejandría.
Sofía trabaja allí como camarera y es feliz.
Sofía no tiene pareja y tampoco la busca, aunque desearía encontrar la magia.
Sofía experimenta un chispazo cuando él cruza por primera vez la puerta.
Él aparece por casualidad guiado por el aroma de las partículas de café...
...o tal vez por el destino.
Él se llama Héctor y está a punto de descubrir dónde reside la magia.

La magia de ser nosotros:

Sofía intenta seguir adelante... pero nada es lo mismo sin Héctor.
Sofía siente que se traiciona cuando un nuevo futuro se cuela en su vida.
Sofía enmudece al ver a Héctor en el Alejandría tras siete meses de silencio.
Héctor ha vuelto con un perdón en los labios y un hilo rojo como aliado.
Sofía y Héctor lucharán para volver a ser magia, pero ¿se puede mantener el amor sin renunciar a los sueños?


Fan art realizado con todo el cariño por esta novelera, inspirado en esta historia y sus personajes.

~ Opinión y sensaciones personales ~

Lo cierto es que con el poco tiempo libre que una tiene habitualmente, sumergirse en una lectura de más de mil páginas es, en mi caso, entregarle quince días de horas robadas al sueño y ratitos restados a los quehaceres de una mami trabajadora dentro y fuera de casa, pero que a su vez es lectora y necesita retroalimentarse con una de las vías de escape que más placer le otorgan normalmente. Así que, una vez tomada la decisión no se puede hacer más que cruzar deditos para que la elección de una obra de tal envergadura sea óptima y el valioso tiempo invertido sea grato y satisfactorio.

Pero claro, siempre puede uno poner en práctica algunos truquillos o sacarse de la manga un as bien guardado, como es “apostar sobre seguro”. Y en este caso, la elección de esta lectura ya contaba con todos esos pluses pues, aunque toda historia nueva a la que te enfrentes tiene margen de error y conlleva la posibilidad de que por muchas ganas que le tengas no termine cumpliendo expectativas, también es cierto que cuando te gustan las formas de un autor en sí, como que se entrega una más tranquila a la lectura.

Y precisamente algo así es lo que me ocurrió cuando decidí que mi siguiente lectura sería el último trabajo de Elísabet Benavent, ya que al leer la sinopsis algo me decía que ahí había una historia que podía gustarme. Y, llegados a este punto, no voy a dilatar mucho más mi veredicto: efectivamente, me ha gustado. Me ha gustado mucho. Qué porras, ¡me ha encantado!

No obstante, soy consciente de que cabe la posibilidad que esta historia, como he podido comprobar anteriormente con otros trabajos de esta autora, haya gente a la que no la vaya a convencer totalmente tras lo que ha venido siendo su proceso de creatividad (no he leído toda su obra, pero sí lo suficiente como para percibirlo) pues, por desgracia, hay muchos/as lectores que quieren leer (valga la redundancia) siempre lo mismo y pretenden que sus escritores favoritos así se lo concedan un trabajo tras otro. Pero, a mi humilde entender, eso es muy injusto para con ellos porque, en parte, sería como querer cortarle las alas a un pájaro por el simple hecho de que llegue un día en el que le apetezca volar en una dirección distinta a la habitual.


Fan art realizado con todo el cariño por esta novelera, inspirado en esta historia y sus personajes.

Pues algo así como un cambio de aires es lo que me ha parecido a mí esta bilogía, de la cual os hablaré en conjunto porque es como yo la he experimentado. Como una novela única de principio a fin, sin parones, donde se nos cuenta la historia de Sofía y Héctor. Y del Alejandría. Dos personajes y un lugar. Personajes, por cierto, humanos, muy humanos. Y normales, totalmente normales y corrientes. Como tú, como yo. Pero a la vez especiales, muy especiales. También como tú y como yo. Tan especiales como el lugar donde se encuentran por primera vez, El café de Alejandría, que se ha ganado por sí mismo el derecho de que lo consideremos un personaje más. Por su presencia, por su carácter. En definitiva, por su magia.

La magia de ser Sofía y La magia de ser nosotros, es en conjunto una historia que nos recuerda algo que personalmente yo valoro mucho, y es que la magia de la vida, del amor y de lo que conocemos como felicidad radica normalmente en las pequeñas cosas. Y en quien las provoca. Sobre todo en quien las provoca. Y en quien es capaz de, a su vez, encontrarla en nosotros y hacerla brillar. Porque, en ocasiones, no sabemos que la tenemos y tan solo somos capaces de verla a través de lo que se refleja en los ojos de quien tenemos enfrente. De quien llega de puntillas, sin hacer ruido, sin exponerse demasiado, pero que sin proponérselo y sin pedir permiso va calando hondo en nuestra vida, en nuestro corazón, en nuestros sentimientos. Hasta inundarlo todo. Hasta ocupar todo un espacio que creías lleno de otras cosas, reemplazando el orden de una vida aparentemente establecida y dando prioridad a necesidades de las que casi ni se tenía conocimiento. La magia haciendo de las suyas, que diría Sofía. Esa magia a la que todos tenemos derecho y que cuando llega hay que hacerle un hueco y experimentarla. No pensarla mi meditarla, tan solo vivirla.

Pero a la realidad le gusta mostrarse como una compañera de viaje detestable y envidiosa que se empeña en imponerse y decir “hola, estoy aquí…” cuando los sueños están a un paso de culminar. Cuando casi se acarician con las yemas de los dedos. Cuando más confiados estamos. Cuando más invencibles nos sentimos. La vida es así, no importa cuánto anhelemos algo o cuántos planes tengamos trazados. Ella manda, y si sus propósitos no coinciden con los nuestros, no hay nada que hacer. Ella marca los tempos sin dejarse amedrentar por nada, por nadie. Ni tan siquiera por la magia que nos rodea.

Pero… ¿habrá algo que pueda contrarrestarla? ¿La esperanza? ¿La constancia? ¿La fe? ¿El amor verdadero...? Yo ya lo sé, y estoy segura de que Sofía y Héctor están deseando haceos partícipes a vosotr@s también de la conclusión a la que han llegado.

Como os adelantaba antes, sí, a mí me ha gustado mucho esta historia y, precisamente me ha gustado por lo poco convencional y realista que me ha resultado si la comparamos con cualquier otra de corte más clásico, más previsible, más rosa. Y me ha gustado porque la vida real aparece por todas partes en esta historia, reflejando todo lo bonito que en ella habita, dando voz a todas esas pequeñas cosas capaces de llenarnos el alma, de hacernos soñar y suspirar, a la vez que también nos muestra la debilidad del ser humano, su vulnerabilidad, sus errores y el sufrimiento que nos ocasiona saber en nuestro fuero interno que, quizá, no estemos actuando todo lo bien que debiéramos… Pero como dice ese antiguo tema que casi todos conocemos “Cuando el amor llega así de esa manera, uno no tiene la culpa… Quererse no tiene horario ni fecha en el calendario cuando las ganas se juntan…”


Fan art realizado con todo el cariño por esta novelera, inspirado en esta historia y sus personajes.

Y, sobre todo, me ha gustado por algo que viene siendo una constante en la pluma de esta autora y es que me ha convencido lo que me cuenta; y me ha convencido porque esta mujer tiene la capacidad de relatar sus historias de una manera que consigue crear un clima de intimidad entre sus protagonistas y el lector que es una auténtica maravilla, abriendo un canal de comunicación donde la voz de los personajes llega directamente al oído de cada persona que se sumerge en la historia, generando por tanto un afinidad y una cercanía que, personalmente, he agradecido mucho pues acabo con la valiosa sensación de que me ha contado todo lo sucedido exclusivamente a mí, sintiéndome sumamente privilegiada por ello. Y apostaría a que a vosotros os pasará lo mismo.

Por otro lado, y como de costumbre, me maravilla la intensidad que Elísabet Benavent le imprime a sus trabajos fascinándome lo muy fino que hila en el tema emocional, desgranando poco a poco y con gran fluidez, todas las etapas de la historia, dándole a cada fase el tiempo y la profundidad que necesita para reflejar fielmente y con maestría la multitud de sentimientos y situaciones que experimentan los personajes en cada una de las vivencias que les toca experimentar, dotándolos de argumentos totalmente plausibles en la vida real para actuar y tomar las decisiones que van marcando el futuro que les espera; unas veces más acertadas, otras veces menos... Y es que no lo puedo remediar, me encantan los personajes del corte de Sofía y de Héctor (ay, Héctor, Héctor… Ese extremeño con pinta de leñador noruego, uff… Tan lindo, tan humano… Vistoso, muy vistoso… Y es que, claro, poniéndole la facha de Michiel Huisman, ay, omá...¡Me lo tengo que comer!), personajes llenos de dudas y de necesidades, alejados por completo de prototipos  en plan “machoman” o “perfectgirl”, cabezotas a ratos, indecisos, que meterán la pata una o mil veces, pero que siempre lo harán desde el corazón. Y llegados a este punto no puedo dejar de mencionar a los secundarios, pues todos y cada uno de ellos hacen una maravillosa aportación a la historia provocando momentos  sublimes que han resultado aire fresco en los momentos que la trama se encontraba en su punto de mayor intensidad. Y de entre todos ellos, por supuestísimo, me quedo con Oliver, pues me ha encantado esa relación de mejor amigo de Sofía y los parámetros en los que se mueven porque ¿quién no ha tenido un amigo/a al que en más de una ocasión (¡y de cien!) has querido romperle algo en la cabeza por sacarte de quicio constantemente y, sin embargo, saber a ciencia cierta y demostrado con hechos, que en las duras siempre va a estar ahí como hombro en el que apoyarse y llorar, y dispuesto a decirte las verdades del barquero o partirle la cara a alguien si hiciera falta, sin tener que reclamarlo? Pues por eso mismo, y aunque yo misma le habría dado un cachiporrazo en alguna ocasión, le reservo un huequito en mi memoria para los secundarios que se lo merecen por hacerme reír y querer achucharlo tanto como querer atizarle.. ¡con todo el cariño!. En definitiva, historias de sentimientos con personajes humanos, que justo lo que más me gusta a mí.

Ahora bien, si hay algo que tuviera que señalar en el plano negativo, y siendo totalmente franca, como con el resto de mi opinión, tendría que admitir que para mi gusto a la totalidad de la historia (o sea, el conjunto de la bilogía) le han sobrado unas cien paginillas, pues aunque estoy segura que la autora no estará de acuerdo conmigo (lógicamente, jajjaja), creo que hay algunos momentos que podrían haberse sintetizado un poco, así como otros aligerado y hubiera quedado igual de bien. Y es un punto que he observado en más de uno de sus trabajos, no obstante, insisto, es una percepción totalmente personal y que no tiene por qué manifestarse en el caso del resto de los lectores.   

Resumiendo, (que lo mío también es más largo que un día sin pan… jajjaja ¡Pero la culpa es de l@s autor@s que escriben historias fantásticas como esta y que tienen muchas cosas que comentar! Jiijiiijii) que una vez más, y va pleno en todos los trabajos que le he leído hasta ahora, recomiendo mucho este último trabajo hasta la fecha de Elísabet Benavent, pues si como servidora, disfrutas de las historias intensas donde el bagaje emocional y sentimental soporte el peso de la historia en sí, donde se muestren tanto las luces como las sobras de los personajes y que esté relatado hábilmente con un una jerga y unas maneras muy actuales, sin duda, disfrutarás tanto como yo de La magia de ser Sofía y de La magia de ser nosotros, así que anímate y dale una oportunidad a la historia de Sofía y Héctor, pues estoy segura que, sin lugar a dudas, te robarán un trocito de corazón.

Y como siempre, mil gracias por pasar por este humilde rinconcito y dedicar unos minutillos de vuestro valioso tiempo a conocer la opinión de esta novelera.

Feliz lectura, noveleros ♡


Val