miércoles, 21 de diciembre de 2016

~ Mi isla ~

★ Elísabet Benavent★



~ Sinopsis ~

Maggie vive en una isla y regenta una casa de huéspedes...
Maggie tiene un huerto y casi siempre va descalza...
Maggie no quiere recordar por qué está allí; duele demasiado...
Maggie ha renunciado al amor y es complicado explicar los motivos...
Hasta que conoce a Alejandro...
Y la calma da paso a una tormenta de sensaciones...
Y a la posibilidad de que tal vez sí se puede empezar de nuevo.


Fan Art realizado con todo el cariño por esta novelera para esta historia y sus personajes.

~ Opinión y sensaciones personales ~

Bueno, bueno, bueno... ¡Madre de Dios! ¿Y qué puedo decir yo de esta historia, así recién cerradita la última página hace tan solo unas horas, con todos los sentimientos a flor de piel todavía? Pues os diré que, tal y como me ocurrió en la ocasión anterior que he leí a esta autora (con la Saga Silvia), la sensación tras terminar la lectura es de intensidad total, de vulnerabilidad y de sentir el corazón tocado y estrujado a más no poder, pero feliz y satisfecho porque el novelerismo que me habita ha vuelto a acertar en la elección de lectura (qué diciembre llevo, ¡ni me lo creo!). Desde luego, en la lectura, como en todo, para gustos, los colores, pero de lo que no se podrá tachar nunca a esta autora es de quedarse indiferente tras leer sus historias, en absoluto. Te agradará más o te agradará menos, pero ¿indiferente? Nah, no lo creo. Y si me preguntarais directamente si a mí me ha gustado esta historia, la respuesta sería: rotundamente sí. Y, eh, eso no significa que me haya parecido todo perfecto, no, pues hay alguna que otra cosilla que no me ha molado, peeeero la cuestión es que no creo que sea algo criticable, más bien lo veo como una virtud de la pluma firmante a la hora de transmitir al lector multitud de sentimientos encontrados y generar controversia pues ¿no está la propia vida repleta de ella? Y precisamente de vida van sobrados los personajes de la Benavent. 

Sin entrar a destripar mucho la trama y spoilear lo mínimo posible, os diré que Mi isla trata un tema y se desarrolla en un ambiente que probablemente sea desconocido para una inmensa mayoría; un mundillo que, quizá, haya quien lo catalogue de frívolo pero, sin duda, no por ello deja de ser un tema real, existente, que está a la orden del día en determinados ámbitos y que para cualquier persona que no esté centrada y no tenga los pies suficientemente bien plantados en tierra firme, puede conllevar la problemática que la autora hábilmente ha plasmado en las páginas de esta historia. Y no nos dejemos engañar, pues es una historia que particularmente me ha parecido muy bonita, me ha encantado de hecho, pero es una historia dura, muy dura. Una historia que la propia autora confiesa que le ha llevado cinco años terminar y decidirse a publicar. Una historia que nos muestra lo mejor y lo peor que puede habitar en las personas. Una historia donde habrá días embargados de la más brillante luz, pero también de la más absoluta oscuridad. Una historia repleta de altibajos que, como en la propia vida, nos va a mostrar a través de sus personajes, las dos caras que todos llevamos dentro; la cara natural, relajada espontanea, tierna y divertida de cuando las cosas marchan bien, y la cara que todos quisiéramos ocultar a los demás, e incluso a nosotros mismos, la que muestra lo peor que podemos llegar a albergar, la que pone sobre el tapete lo bajo que podemos llegar a caer al actuar bajo presión y la que descubre nuestros peores actos cuando, sin apenas darnos cuenta, nos vemos inmersos en un círculo vicioso al que no sabemos cómo hemos llegado y del cual no podemos (o no queremos) salir y nos dejamos influenciar por los peores consejeros. Consejeros que a veces van disfrazados de aparentes amigos. Una historia que va a exponer a sus personajes principales, Maggie/Magdalena y Alejandro, a distintas etapas y fases. De todo tipo. Y en unas nos enamorarán de la manera más rotunda y apasionada, descubriendo los sentimientos que van naciendo entre ellos y que, inevitablemente, desembocarán en un amor de esos que se promete para toda la vida, indestructible y capaz de resistirlo todo. Y a todos. Pero también habrá otras etapas y fases en las que, como consecuencia de la sucesión de acontecimientos que irán acaeciendo, nuestro corazoncito novelero será expuesto a su suerte y partido en añicos como un cristal y en la que sufriremos por el dolor del incierto futuro que les depara el destino a estos valiosos personajes.


Fan Art realizado con todo el cariño por esta novelera para esta historia y sus personajes.

Magdalena y Alejandro se conocerán en la isla; ella, recuperándose e intentando retomar las riendas de su vida tras una experiencia que la devasta y que la obliga a replantearse toda su existencia; él, tras un parón forzado de sus rutinas mientras se repone del fracaso de una situación personal que no le llevaba a ninguna parte, y la necesidad de parar en su carrera y tomar un poco de perspectiva para encarar su futuro inminente. Dos personas rotas que, aun caminando a dos ritmos muy distintos en sus distantes y respectivas vidas, aprenden a tolerarse, a conocerse y a comprenderse en la soledad de un lugar, prácticamente deshabitado, que será el caldo de cultivo perfecto para que fluyan las necesidades más intrínsecas y los sentimientos más inesperados. Sentimientos que los harán tener que tomar decisiones que incidirán directamente en el futuro que cada uno de ellos tenía previsto. Pero la vida es como es y cuando más viento en popa marcha todo, surgirán imprevistos que lo complicarán todo, y lo que en principio se suponía que era un paso adelante para afianzar el vínculo que nace entre ellos, se convertirá en la peor de sus pesadillas. Y en esta etapa de la historia la autora se luce en el trabajo realizado con los personajes, pues nos mostrará a una Magdalena totalmente distinta a la del inicio, compleja, difícil de tratar, excesiva en sus decisiones sin medir la repercusión que éstas puedan tener para con los demás, además de con ella misma. En definitiva, un torbellino que, tras la inicial etapa de obligado sosiego y descubrimiento del amor que tiene lugar en la isla, ha perdido el rumbo, se ha perdido así misma, lo que la convertirá en vulnerable, sensible, manipulable, llena de contradicciones y frustraciones. Con puntito enfermizo, obsesivo, egoísta, inmaduro... Completamente auto-destructiva... Y dándole la réplica al personaje femenino, conoceremos más en profundidad a un Alejandro, que se armará de paciencia en muchas ocasiones, tranquilo, honesto, sensato, sincero, cabal. La voz de la conciencia que Magdalena necesitará en más ocasiones de las deseables, su contrapunto, el equilibrio que por momentos le falta, así como las alas que la animan a volar en determinado momento. Y aún así, sacará el carácter cuando haya de hacerlo y, en la misma medida, le ofrecerá ternura cuando la precise. Alejandro es... Alejandro es maravilloso. Y tendrá que luchar... tendrá que hacerlo para evitar el hecho de acabar volviéndose loco y desesperado por el dolor de ver la auto-destrucción de Magdalena y, por ende, de lo que hay entre ellos. Y cuando creamos que la situación comienza el inicio del fin, la autora da una vuelta de tuerca más y nos enseña que ni los buenos son tan buenos, ni los malos tan malos, que todo puede tener una justificación aunque a priori no lo parezca, y que el humano es capaz de, con o sin pretenderlo, errar mucho... ¿Lo será también de rectificar? ¿Se podrá recuperar lo que cree totalmente perdido? ¿Se puede recomponer un corazón que se ha partido en mil pedazos? ¿Podrán hacerlo dos?

Sin duda, Mi isla es una historia muy currada, con un trasfondo delicado donde también se trata un, digamos, un síndrome/trastorno que puede favorecer, inducir o descontrolar una serie de comportamientos en el individuo que lo padece que puede afectar muy seriamente su relación con el entorno que le rodea, así como la relación con sus congéneres, y donde se evidencia que lo que inicialmente pudimos catalogar de superficial y frívolo, puede atender más bien a este tipo de desorden y, por tanto, estar plenamente justificado. Se aprecia, al hilo de esto, una labor de investigación y conocimiento de esta materia por parte de la autora, así como una valiosa complejidad emocional con que ha dotado a la trama y sus personajes que, personalmente, me seduce mucho. Por otra parte, por lo que he tenido la oportunidad de leerle, Elisabet Benavent es una autora que no se conforma con pasar de puntillas y de manera superflua por la trama que tenga entre manos y, aunque hablemos de novela romántica, profundiza sobre temas difíciles que mantienen al lector en vilo y lo remueven por dentro, dejándolo en muchas ocasiones, como dice mi querida Butler, en carne viva.


Fan Art realizado con todo el cariño por esta novelera para esta historia y sus personajes.

En otro orden de cosas, os diré que se trata de un libro muy, reitero, muy bien relatado y ambientado, narrado la mayor parte del tiempo desde la perspectiva femenina, pero con algunas incursiones también desde la masculina que, sinceramente, me han encantado pues me resulta imprescindible y valioso el plus que hacen las aportaciones desde los ojos de él. Se trata de un libro romántico pero no empalagoso y cero ñoño, cosa que ya sabéis los habituales que agradezco enormemente. Las escenas eróticas me han resultado muy bien relatadas, sugerentes, calentitas, con un vocabulario actual y llamando a las cosas por su nombre, cosa que también es de mi agrado. Lo que sí he observado es que en esta ocasión, aun habiendo una buena dosis de escenas de alto voltaje, me ha resultado inferior al anterior trabajo que le leí, lo cual le otorga un punto extra ya que la otra historia me pareció que, quizá para mi gusto, se excedía un poco en la materia. Pero, Insisto, hablo exclusivamente por mí. Y no quiero acabar mis impresiones sin volver a incidir en que la Benavent, a la cual de por sí le encuentro muchas aptitudes y un coco muy bien amueblado, me parece que cuenta con un par de cosas que hace cómo nadie: una, hablarle al lector de tal manera que crea un clima que parece como si fuera una narración directa y en exclusiva para él/ella, siendo capaz de crear un canal de comunicación perfecto entre autora y lector ideal para que fluya todo lo que va a irle contando durante muchas, muchas páginas. Y dos, sabe plantear las diferentes fases y etapas de la novela, y sus correspondientes sucesos, de auténtica maravilla, de tal manera que, cuando acabas de leer la historia, pareces tener realmente la sensación de que han pasado años para los protagonistas, que ha pasado todo el tiempo y los avatares que la autora ha querido marcar, cada uno con su propio tempo y ritmo. Y para mí esa es una habilidad a resaltar muy mucho, pues pocas cosas hay que deteste más en la lectura que quedarme con la impresión de haber sucedido todo en cuatro días y a una velocidad de vértigo, dando una pátina irreal a la novela que muchas historias no merecen.

Si tuviera que marcar dos momentos con los que quedarme de toda esta historia, aún siendo muy difícil, creo que me inclinaría por el discurso desgarrador de Alejandro cuando, en determinado momento considera que ya no le queda nada por lo que luchar, así como cierta carta que Maggie escribe como intento desesperado de continuar adelante con una vida que por momentos se le antoja muy costosa de retomar. Bueno, y unos cuantos momentos estrella de Mercedes, que aunque no os he hablado de ella, os diré que es una buena amiga de Magdalena/Maggie y, creedme, merece su minuto de gloria porque es fantástica y completamente genuina. Un canto a una amistad muy particular digna de recalcar.

Y antes de que esto termine pareciendo el Evangelio según Santa Val (mejor tomarme con humor mi comprobada incapacidad para acortar las opiniones), a modo de recapitulación os diré que, en lo que a mí respecta, ésta me ha parecido una historia maravillosa y muy recomendable que la autora defiende con maestría, dotándola de contenido y buenas maneras, repleta de emociones, de sentimientos, tanto desbordados como contradictorios, con unos personajes muy humanos que nos muestran sus mayores miserias a la vez que nos desnudan el alma y se muestran totalmente indefensos y honestos; una historia donde no hay buenos ni malos, solo personas respondiendo a las circunstancias que les ha tocado vivir... ¿Lo haríamos nosotros mejor? Quien sabe... Pero si te interesa saber cómo lo hicieron ellos, anímate y dale una oportunidad a Mi isla. Yo te la recomiendo. Y después, si quieres, pasa por aquí y nos cuentas qué te ha parecido, en qué estás de acuerdo con mis sensaciones y, por supuesto, también en qué no. ¡Se agradecerá!

Como siempre, gracias por pasar por aquí y por dedicarnos unos minutos de tu valioso tiempo.

Feliz lectura ♡,


Val


Más información de la Novela, de la autora, así como del resto de sus trabajos aquí.
Puedes adquirir la novela y leer las primeras páginas aquí.
Página de Facebook de la autora aquí.
Tablero de Pinterest de la novela aquí.

domingo, 4 de diciembre de 2016

~ Edelweiss, reina del hielo ~

★ Dona Ter ★


~ Sinopsis ~

Violette, conocida en el mundo del alpinismo como Edelweiss, se ha criado en un refugio en las montañas de los Écrins, en los Alpes franceses. Con trece años, tras la muerte de su abuelo, se ve obligada a abandonar el único hogar que ha conocido.
Años después, por fin, la vida le sonríe. Ha conseguido ser la guardesa en el refugio que la vio crecer. Una conocida marca de tiendas se ha interesado por sus joyas y han creado una colección especial.
Solo hay una persona capaz de hacer temblar la tranquilidad que tantos años le ha costado conseguir, él, Julien.
Descubre la historia de esta Heidi moderna.


Fan Art realizado con todo el cariño por esta novelera, inspirado en esta historia y sus personajes.

~ Opinión y sensaciones personales ~

Desde que decidí poner en marcha el blog y, con ello, dejar constancia mis impresiones sobre algunas de las lecturas que realizo, intento obligarme (obligación bastante placentera por cierto), al hecho de ir entremetiendo lecturas de autores que son imprescindibles para mí, con plumas que todavía no he tenido la oportunidad de descubrir (¡si es que no tengo vida suficiente para todo lo que quiero leer!) y que por un motivo u otro suscitan mi interés. Y ese es el preciso caso que os traigo en esta ocasión: Edelweiss, reina del hielo, de Dona Ter. Título que llevaba un tiempito en mi haber y que hace unos días decidí que sería uno de los siguientes en la lista para degustar.

Y os diré que ha resultado ser una delicia de historia que apenas me ha ocupado dos o tres ratos y que me ha dejado bastante satisfecha tras su lectura. Una historia tierna, romántica y dulce, donde se nos cuenta la historia de Violette (Edel para los amigos) y Julien. Dos personas que se conocen desde que apenas eran unos jovencitos y que, aunque no han perdido completamente el contacto, cada uno ha seguido su camino muy distante del otro, Edel cumpliendo el sueño de su vida, y Julien, dedicándose por entero a lo que ha venido haciendo desde que tiene recuerdos. Pero, como la vida es como es, cuando más distantes están sus existencias, un acontecimiento no previsto por Violette, hará que sus destinos se crucen de nuevo, poniendo en serio peligro la paz y la tranquilidad que llenan, por decisión propia, los días de la muchacha. 

¿Pero, qué ocurre cuando cuando el temor es el timón que guía tu vida? ¿Qué sucede cuando el miedo al fracaso y a la pérdida pesan más que las ganas y la necesidad de vivir plenamente? ¿Qué pasa cuando por más que intentas dar un paso adelante hay un muro infranqueable que no te deja avanzar y te devuelve una y otra vez a la casilla de salida? ¿Qué hacer cuando ves que lo que más ansías es incapaz de luchar junto a ti para conseguir avanzar? Llegado el momento Julien tendrá que apostar fuerte a una sola carta y Edel tendrá que decidir cual quiere que sea su verdadero refugio... ¿Conseguirán salir airosos de sus correspondientes dilemas? Sin duda no será una situación fácil de solventar para nuestros protagonistas mas, como suelo decir... ¿quién dijo que amar sea fácil?  ¿Te vas a quedar con las ganas de saber qué ocurrirá finalmente entre Violette y Julian? Yo ya lo sé, jejjeje...  ;)


Fan Art realizado con todo el cariño por esta novelera, inspirado en esta historia y sus personajes.

Me han gustado mucho las maneras que he apreciado en la pluma de Dona Ter, pues he podido disfrutar de una preciosa historia que cuenta con un buen y trabajado relato en tercera persona, bien expresado, bien ambientado y descrito, resultando fluido, ameno y que invita a continuar la lectura tras conocer los compases iniciales, con unas escenas intimas/calentitas narradas con gusto sin caer, para nada, en lo basto o soez, con personajes bien definidos en sus caracteres y formas de ser, sabiendo trasmitir al lector a través de ellos, sus filosofías y, sobre todo, sus necesidades, justificando en cada momento el porqué han actuado de una u otra manera. Y al hilo de eso, me ha gustado mucho los dos personajes principales, pues me han parecido muy humanos, capaces de equivocarse y asumirlo, y valientes a la vez, ocasionando que sienta mucho cariño por ellos. Especialmente por Julien, ¡que es un tremendo espécimen que ya quisiéramos más de una que nos hiciera sudar al aire libre  pedazo de cielo!

Por todo ello, si buscas una historia no demasiado larga, de corte puramente romántico, dulce (que no almibarada, como diría mi querida Naitora) con sus dosis de pasión, con personajes entrañables muy humanos, ambientada en un paraje sin comparación y donde como trasfondo nos cuente que, si no se desiste, siempre hay posibilidad de tener una segunda oportunidad en la vida, aunque hayamos creído fastidiarla mucho, sin duda, deberías dar una oportunidad a Edelweiss, reina del hielo, pues estoy segura que al finalizarla te hará suspirar y te dejará una agradable y satisfactoria sonrisa en la cara. Que es lo que me ha pasado a mí.

Y como siempre, mil gracias a todos los que decidáis pasar por aquí a echar un vistazo. Si además de eso, dejáis vuestro pareceres, ¡el agradecimiento será doble!


Feliz lectura ♡,


Val


Puedes adquirir la novela y leer una muestra gratuita aquí.
Perfil de Facebook de la autora aquí.

miércoles, 30 de noviembre de 2016

~ Maldad Latente ~

★ Sandra Brown ★



~ Sinopsis ~

Un vibrante thriller que plantea la eterna pregunta: «¿El fin justifica los medios?», y le da la vuelta por completo.
La doctora Emory Charbonneau, pediatra y corredora de maratón, desaparece en un sendero montañoso de Carolina del Norte. Su marido, Jeff, enfadado por una pelea reciente, denuncia su desaparición, pero para entonces el rastro de Emory ya se ha borrado.
Mientras la policía sospecha que Jeff se ha procurado un «divorcio instantáneo», Emory ha sufrido una inexplicable herida en la cabeza y, cuando recobra el conocimiento, descubre que es prisionera de un hombre con un pasado violento y siniestro que se niega a decirle su nombre. Emory decide que debe escapar de él, asumiendo todos los riesgos necesarios aunque su vida corra peligro.
Sin embargo, de forma inesperada, ambos se ven envueltos en un peligroso encontronazo con personas que tienen un código de justicia propio. Lo malo acaba siendo bueno en manos de un hombre que infunde temor, pero también despierta la pasión.
Maldad latente combina el increíble suspense y la potente narración que han convertido a Sandra Brown en una de las autoras más queridas a nivel internacional. Es una novela increíblemente absorbente sobre el amor, la traición y las elecciones que debemos hacer para sobrevivir.




~ Opinión y sensaciones personales ~


En esta ocasión vuelvo a traeros mis sensaciones sobre un título, Maldad Latente, de Sandra Brown, que podríamos enmarcar dentro de uno de mis estilos favoritos, el thriller romántico o suspense romántico y del que últimamente he podido disfrutar menos de lo que me hubiera gustado, aunque es algo que pretendo solventar y volver a degustar con cierta asiduidad.

Y si casi en ninguna opinión me gusta contar más de lo que la propia sinopsis pueda mostrar, en esta ocasión mucho menos, pues tratándose de un estilo en el cual los secretos cobran suma importancia y cualquier detalle puede ser de vital para el desarrollo y las sorpresas que deparen los acontecimientos, constituiría casi un delito dejarse caer con algún spoiler indeseado que pueda chafar la intriga. Peeero, tranquil@s, ¡eso no va a ocurrir!

Lo que sí os puedo decir es que esta lectura, que cuenta con algo más de cuatrocientas páginas, me ha durado apenas dos días, y eso que yo no soy una lectora especialmente rápida, debido a mi afición por recrearme en la lectura y leer y releer todo pasaje que me haya gustado especialmente, sea por el motivo que sea. Y aun así me ha durado un suspiro, ya que la aurora ha tenido la habilidad de plantear una historia sumamente atrayente que atrapa al lector casi desde el inicio (desde el prólogo, de hecho), y lo involucra sin tregua en la sucesión de acontecimientos que se van teniendo lugar y que suscitan el interés del lector por avanzar en la historia. 

La trama gira en torno a una filantrópica y pediatra que tras cierto distanciamiento después de una discusión con su "especial" marido, se desplaza hasta una zona montañosa con la idea de entrenarse a conciencia para un maratón benéfico que en el que participará próximamente. Y aunque era una escapada minuciosamente planeada que no debería durar más de unas horas, nada sale como estaba previsto, sufriendo un desafortunado incidente/accidente que la hará desaparecer de la circulación y que la pondrán en el camino de un reservado y solitario hombre del cual no están nada claras sus intenciones y del que pretenderá huir a toda costa, hasta que por causa de fuerza mayor, los acontecimientos darán un giro inesperado y este taciturno y misterioso hombre sin nombre y casi tampoco sin pasado, será su única oportunidad para salir indemne de la escabrosa situación en la que se verán inmersos tras la entrada en acción de unos indeseables personajes que lo precipitarán todo.

Dicha trama me ha resultado bastante bien orquestada, todo tiene sentido conforme los hechos van avanzando y no queda ningún fleco suelto que haga que nos quedemos con cara de «Eing, ¿y esto a qué coño viene...?», muy al contrario, todo está hilado muy fino para que al final el lector quede totalmente sorprendido con el giro que en determinado momento da la historia y que hará que más de un lector diga «¡Joder, será cabr...! ¡Vaya, no me esperaba esto para nada!». 

Los personajes están muy bien construidos, y aunque reconozco que quizá él me ha gustado más, tanto la protagonista, Emory, como el hombre sin nombre, se encontrarán inmersos en un debate interno, moral y ético difícil de manejar, donde lo lógico y racional entrará en directa controversia con los deseos y anhelos que sin mucha razón de ser y contra todo pronóstico, surgen en un ambiente bastante hostil donde, a priori, nada de eso tendría cabida... ¿O sí..? ;) Y el buen trabajo con los personajes no se queda solo en los protagónicos, en absoluto, sino que se extiende también al resto de personajes, digamos secundarios, pero que cuentan con un peso importantísimo en la historia y que, sin duda, hacen una aportación imprescindible para que el lector pueda ir armando el puzle que todos ellos conforman. 




Esta relatado en tercera persona de forma contundente, sin ñoñerías ni medias tintas, no resultando pasteloso, cosa que agradezco siempre, fluido y adictivo, con buena prosa y narración, que no me ha parecido densa o aburrida en ningún momento. Además, la autora nos traslada como trasfondo social y moral de la historia, cierta problemática bastante expendida en nuestros días y que, a través del hombre sin nombre, nos hará plantearnos que no todo es como a simple vista pueda parecer y que, aun cuando hay cosas que aparentemente no tienen justificación, realmente sí puede haberla, ya que nadie puede saber con exactitud el sentir o el pesar del prójimo si nunca se ha puesto en sus zapatos y soportado su peso. Debate moral que, por cierto, que la autora maneja con gran soltura.

Y si tuviera que ponerle algún pero en lo que a gustos personales se refiere, sería quizá que, aun habiéndome gustado bastante la parte romántica de la novela, no me hubiera importado encontrar algo más de química entre los protas, o que hubiera exprimido algo más la ya existente. Y por otra parte, en lo que al final se refiere, le hubiera aplicado yo un poco más de tempo, ralentizando un poquito esa parte y permitiendo, por ende, que alargar algo más el desenlace del giro final. Aunque, insisto, esto ya es algo muy afín a mis gustos y que no todos los lectores pueden considerar igual. No obstante, conste que tal cual está el desenlace, resulta bastante intenso y el lector llega a él cargado de intensidad, adrenalina y ganas de saber más.

Cuando lo adquirí leí por ahí muy buenas críticas y opiniones de la novela, y aun así, l@s lector@s habituales de esta autora no la consideraban la mejor de sus obras, mas, como para mí es la primera vez que me sumerjo en los trazos de la pluma de Sandra Brown, he de decir que a particularmente a mí me ha dejado bastante satisfecha y he encontrado en Maldad Latente todos los elementos necesarios para que la lectura haya sido de mi agrado, bastante disfrutada y me haya dejado lo suficientemente satisfecha como para que en el futuro busque más títulos suyos con los que deleitarme (sí, me confieso, ya le he echado un vistacito a alguno que otro... jejjeje), y eso no me ocurre, para nada, con todos los autores que leo por primera vez.

Por tanto, si buscáis un título de corte romántico adulto, con una buena dosis de suspense, personajes compactos, trasfondo moral y social, adictivo y que os mantenga con los ojos pegados a la lectura, esta historia sería una de las opciones a tener muy en cuenta, sin duda alguna.

Y como siempre, mil gracias por pasar por aquí y por dedicar unos minutos de vuestro valioso tiempo a este humilde rinconcito. Si os apetece manifestaros o seguidnos, queda muy agradecido de antemano. :)

Feliz lectura ♡



Val



Puedes adquirir la novela y leer una muestra gratuita aquí.
Página de Facebook de la autora aquí.

domingo, 13 de noviembre de 2016

~ El aire que respira ~

★ Brittainy C. Cherry ★ 


~ Sinopsis ~

¿Es posible volver a respirar tras haberlo perdido todo?

Tristan ha perdido a su mujer y a su hijo.
Elizabeth ha perdido a su marido.
Son dos almas heridas que luchan por sobrevivir.
Necesitan recordar lo que se siente al querer.
Solo así podrán volver a respirar. 

La novela romántica revelación en Estados Unidos


El bosque... Fan Art realizado con todo el cariño para esta historia, con el precioso Tristan que visualizaba la colaboradora y la bonita Elizabeth que visualizaba esta novelera.

...........................................................................

Antes de empezar...

Esta es la primera vez que la novelera y la colaboradora de este blog se han unido en una lectura y, por ende, reseña conjunta. Llevábamos mucho tiempo intentando ponernos de acuerdo para hacerlo y la experiencia ha resultado tan genial que... ¡amenazamos con repetir!
Esperamos que os guste leer el resultado tanto como a nosotras elaborarlo. 
Y ahora sí, os dejamos continuar. Gracias.

Ra & Val

...........................................................................

~ Opinión y sensaciones personales de Val ~

Cómo bien sabréis, esto de la elección de la lectura en la que un@ invierte una considerable cantidad de ese bien tan escaso en nuestros días como es el tiempo, a veces, no es tan grata como desearíamos. En ocasiones, para determinar nuestras elecciones, nos dejamos llevar por portadas atractivas, o por títulos ocurrentes, o también por el eco de muchas voces que se ponen de acuerdo en lo muy buena que puede ser una historia. Pero igualmente, en ocasiones, una vez te pones a leer la historia en cuestión, te das cuenta que, por el motivo que sea, tú no estás en sintonía con la historia en sí y, por ende, con lo que la mayoría opina, y te quedas un poco chafado al comprobar que te ha fallado el instinto y que tu opinión no está dentro de esa multitud. Y te sientes mal, porque tú también querías que, cómo al resto, esa historia te encantara, te enamorara y te hiciera sentir identificado con el resto de los lectores, pero no. En ocasiones, tus percepciones y criterio se rebelan contra el mundo, y aun actuando en contra de lo que tus ganas querían, se alzan combatientes y enarbolando la bandera del “pues a mí no me ha gustado tanto”, le pese a quien le pese. Afortunadamente, para contrarestar eso, hay otras ocasiones en las que, por nada en concreto, decides sumergirte en una historia de la que poco se ha hablado hasta el momento, o tú poco has escuchado, de la que realmente no sabes nada y que, para satisfacción personal y contra todo pronóstico, quedas gratamente sorprendida por lo muy acertada que en esa ocasión te ha resultado tu arbitraria elección. Y ni más ni menos que eso es lo que me ha ocurrido con la historia de la cual hoy os traigo mis pareceres. El aire que respira, de Brittainy C. Cherry.

Y, sí, ya solo con leer la escueta sinopsis, supe que era uno de mis rollos de lectura preferido, probablemente el estilo que más me llena, y con el que más satisfecho y henchido de amor se queda mi novelero corazoncito de romántica sin remedio: el drama romántico.

"Cada centímetro de su cuerpo empezó a temblar. Con una profunda inspiración, el bruto maleducado desapareció, y la desesperación se apoderó de él. Se perdió en sus emociones y cuando por fin exhaló un suspiro, empezó a sollozar sin control. Gemía y sus lágrimas eran duras, estaba en carne viva; verlo así era doloroso. Las lágrimas también acudieron a mis ojos, y juro que una parte de mi corazón se partió con el suyo."

El aire que respira, tal y como nos indica la sinopsis, nos cuenta la historia de Elizabeth y Tristan, dos personas absolutamente rotas, que se encuentran inmersas en pleno proceso de sus respectivos duelos tras las pérdidas de las personas que consideraban los pilares fundamentales de sus vidas y sin saber realmente si algún día podrán salir de esa penosa existencia en la que se convierte el día a día, donde la ausencia lo llena absolutamente todo y es más fácil dejarse llevar por la inercia de la tragedia, que intentar retomar el control de sus destinos y encontrar un motivo para seguir adelante. Tras un desafortunado incidente en el viaje de regreso a casa de Elizabeth, nuestros personajes cruzarán sus destinos, dando comienzo a una compleja etapa donde corazón y cabeza van por separado y donde la necesidad, los anhelos y la culpabilidad irán de la mano, removiendo sentimientos para los que quizá no estén aún preparados, pero donde el apremio por sentirse vivos se impone y hace que comiencen un peligroso juego del que podrían llegar a salir muy lastimados si confunden las reglas del mismo.

 "Posé mis labios contra los suyos mientras susurraba, y mi aliento se mezcló con el suyo:
—Puedo ser duro. Puedo ser tierno. Puedo hacerte gritar. Puedo hacerte llorar. Puedo follarte tan fuerte que después no podrás ni moverte. Puedo follarte tan lento que pensarás que estoy enamorado de ti. Así que dime cómo te apetece. Tú mandas."

Entre otras muchas cosas, me ha gustado mucho el planteamiento de la autora ante una situación así, no resultando frívolo ni banal el hecho de contemplar que, aun en pleno proceso de asimilación y adaptación ante una grave pérdida, las personas tienen necesidades, aunque éstas se alejen ciertamente de lo que, a priori, se pudiera contemplar desde el exterior por el común de los mortales, resultando perfectamente plasmado el hecho de que, a veces, es mucho más fácil abrirse a un total desconocido que está viviendo lo mismo que tú, que a alguien que te conoce de toda la vida pero que no tiene ni la más remota idea de cómo te sientes, llegando incluso a la crítica dañina y sin fundamento. Porque seamos sinceros, para gran parte de la humanidad hay actos injustificados por el simple hecho de que no tienen cabida en sus limitadas y arcaicas mentes. Evolucionemos, señor@s, que quedarse obsoleto en estos tiempos no está de moda... ;)

"Me acerqué a los ventanales de delante y contemplé la oscuridad cerniéndose sobre el cielo. Se acercaba una tormenta, y eso me encantaba. Porque el agua haría crecer el césped y la hierba más deprisa, y eso significaba que Tristan, herido y roto como yo, volvería a mi jardín."

Y en ese aspecto, ambos se ven siendo el centro de muchas miradas acusatorias, sobre todo Tristan, o ese ser oscuro, taciturno, hostil y beligerante con su propia existencia en el que se ha convertido, y al que Elizabeth, no menos rota y vacía pero sí más obstinada, pertinaz e insistente, se propone descubrir y conocer más allá de lo que la muralla que ha levantado a su alrededor ha permitido a ninguna otra persona pues, a su vez, siente que sólo alguien que ha pasado por lo mismo que ella puede llegar a entenderla. Y no os puedo mentir, estos dos personajes me han enamorado total, completa y absolutamente; ellos, sus vulnerabilidades y sus anhelos han resultado una delicia para los sentidos de servidora, que han disfrutado a más no poder con esta lectura y que, por ende, les concede un lugar muy especial en sus recuerdos de lectora a los preciosos y atormentados Tristan & Elizabeth.

"No sabía que fuera posible. No sabía que los pedazos rotos de un corazón podían seguir latiendo de amor."

Plumas blancas... Fan Art realizado con todo el cariño para esta historia, con el precioso Tristan que visualizaba la colaboradora y la bonita Elizabeth que visualizaba esta novelera.
"Olía como el viento que pasa acariciando los más bellos pinos del bosque: fresco, reconfortante, poderoso. Como si fuera mi hogar. Había pasado mucho tiempo desde que había sentido que algo o alguien era mi hogar."

Me ha fascinado el modo en el que la autora ha ido mostrándonos pasito a pasito las distintas etapas de la historia, engarzadas con tal fluidez que incluso tratándose de una temática complicada, no me ha resultado precipitada, y mucho menos lenta, sino todo en su justa medida para que el lector vaya asimilando los cambios acaecidos. Y qué cambios... He disfrutado mucho con cómo poco a poco se van mostrando el uno al otro, cómo comparten la desnudez de sus almas, la insensibilidad de sus corazones rotos, las carencias que los devoran, y cómo, al calor de la comprensión y el consuelo, van naciendo los sentimientos mutuos (cada uno a su ritmo) y el modo en que dichos sentimientos van creciendo dentro de ellos, con todo lo que eso conlleva, anteponiendo al otro en muchas ocasiones a la propia voluntad o necesidades, demostrando que en multitud de ocasiones, lo que no eres capaz de hacer por ti mismo eres capaz de hacerlo sin siquiera pensarlo por un prójimo que sabes que está sufriendo y que te necesita. ¿Y no es eso a lo que llamamos amor?

 "Quizá amaba aún más nuestras heridas. Quizá la forma más pura de amor procedía de los tipos más profundos de dolor."

Historia bien construida, con argumento sólido, bien trabajado, con una subtrama muy bien camuflada que mantiene el corazón del lector en un puño hasta el desenlace, y donde los personajes y sus vivencias son su mayor valor, bajo mi punto de vista. Y hablando de ellos no quiero dejar de hacer referencia a otros personajes que aparecen en mayor o menos medida y de los cuales su aportación resulta fundamental; por una parte el señor Henson, que se encargará de recordarles a nuestros protagonistas, y de paso a nosotros, la importancia de tener siempre muy presentes las cosas que son realmente prioritarias en la vida, en lugar de perder el tiempo dando importancia a lo que no la tiene; y Faye, personaje que me ha ganado absolutamente con su brutal sinceridad, franca hasta decir basta, con nula capacidad para poner filtros que midan lo que sale de su boca, auténtica a más no poder, y lo más importante: amiga. Amiga en mayúsculas. Y, cómo no, mención especial para un ángel llamado Emma, que con su inocencia será capaz de fundir el hielo.

"Mi corazón me dio permiso para sentir, para vivir el momento presente, porque todo lo que teníamos era el aquí y el ahora, y en un instante todo podía desaparecer."

Resumiendo, si vais buscando una novela de amor del bueno, con importante carga dramática y emocional, donde los sentimientos se muestren vulnerables y a flor de piel, con personajes que os cautiven y roben parte vuestro corazoncito noveleros, bien construidos, con argumentos y justificación para sus actos, bien narrada, y con detalles arrebatadores de esos que os hagan suspirar y encoger el estomago de puro placer romántico, sin lugar a ninguna duda, El aire que respira es vuestra historia. O al menos, para mí así lo ha sido y la he disfrutado mucho, mu-chí-si-mo. Tanto, que ahora que no nos escucha nadie os confesaré que en un plazo de al rededor de tres meses la he leído dos veces... ;) ¡Y eso hacía mucho que no me pasaba, uuhhh!

¿Qué me decís, noveler@s míos, le dais una oportunidad? ¿Sí? Pues si es así, estoy muy segura de que os terminará conquistando. Y si lo hace, o no, ¡contádmelo, que me encantará saberlo!

Mil gracias por pasar por aquí y dedicarnos unos minutillos de vuestro valioso tiempo ♡

Feliz lectura ♡


Val


~ Opinión y sensaciones personales de Ra ~


No es la primera vez que me animo a escribir una reseña, aunque sí es mi primerísima vez en una lectura conjunta que trae consigo una entrada como ésta. ¡La colaboradora se moja más que nunca y se une a la novelera para dedicarle unas palabras a El aire que respira, de Brittainy C. Cherry! Y qué bonito es respirar.

Dejé que mi íbiri me recomendara una historia. Ella sabía que, por muchos motivos que no vienen al caso, había perdido el hilo de mi lectura. También sabe que, al contrario que ella, me gustan las palabras para mucho más que para leerlas. Y, sin embargo, leer esta novela ha hecho que una parte de mí crezca y otra, por el contrario, se abstenga a un lado y permanezca silente. Siempre me he fiado de su criterio, en absolutamente todo, y esta ocasión no iba a ser diferente. Si dice que me llegará, es porque lo hará. Y lo ha hecho. En mayor o menor medida, lo ha hecho.

"Resultaba difícil mirarlo porque estaba roto, era obvio, pero cada parte herida de su existencia parecía atraerme más hacia él."

No sé muy bien cómo iniciarme en este momento. Tenía claras tantas cosas que quería decir que, aun queriendo ponerlas todas en orden, no sabría por cuáles empezar. No me gustaría, como hago con las entradas de esta peliculera que habita en mí, retomar la sinopsis para, con mis palabras, maquinarla y querer llegar a vosotros. Porque, entre nosotros, un secreto particular: a mí, las sinopsis, no tienden a decirme nada. Creo firmemente que hay mucho más que ese párrafo que pueda definir una ínfima parte de la esencia de la historia y sé, porque lo sé, lo difícil que es poner en pocas palabras qué podemos encontrar entre las próximas páginas. No obstante, no entréis en pánico. Tengo que remontarme a la descripción para dar comienzo.

"Voy a tratarte de tú y voy a decirte una cosa: actúas como un imbécil, y el pueblo piensa que eres un imbécil, pero te vi en la sala de espera cuando te dijeron que Zeus se pondría bien. Vi cómo te hundías. Sé que no eres ningún monstruo, Tristan. Lo que no entiendo es por qué te esfuerzas en parecerlo."

Elizabeth y Tristan son dos seres que han descubierto lo cruda que la vida es a veces. Han pasado de estar de una pieza a romperse en tantos pedazos que es difícil reconocer cuándo el mundo sonríe y ha dejado de lanzar tormento hacia ti. Han estado tan rotos que no conciben la bella posibilidad que aguarda tras los tristes acontecimientos, y es que la vida siempre está dispuesta a conceder una nueva oportunidad. Mientras amanezca sobre la tierra, el nuevo día arrastra lo que pronto ambos descubrirán: romperse en pedazos es morir, es tocar fondo pero, a su vez, es volver a empezar. Consigo mismo, con el mundo y con sentimientos que se creyeron muertos. Desgraciadamente, el aire pone las cosas en su sitio pero es a ellos de acceder y creer en toda remota posibilidad; en confiar en lo que se cuece en su interior; en hacer un salto de fe hacia lo que podría ser y dejar atrás lo que está claro que fue.

"No, no era exactamente un beso. Eran dos alientos enviando aire a los pulmones del otro, evitando que cayéramos en los precipicios de nuestra propia oscuridad."


Miradas y cartas en el porche... Fan Art realizado con todo el cariño para esta historia, con el precioso Tristan que visualizaba la colaboradora y la bonita Elizabeth que visualizaba esta novelera.

"Nunca es demasiado tarde para soñar y descubrir algo de magia."

Debo decir que una parte de mí ha disfrutado lo que no está escrito con la carga dramática. Esos detalles en los que el corazón no aguanta, las piernas flaquean y el aire escasa. Detalles seguidos de otros mucho más imperceptibles como las miradas, las caricias o unas simples palabras capaces de revolucionar y revivir los latidos de un órgano que parecía haber dejado de rebatir. Se percibe el dolor entre cada palabra y se anhela esa atracción inmediata entre esos dos individuos habiendo perdido el rumbo. Pero no sufráis (que os costará, porque, uh, yo he derramado alguna lagrimita…). La tragedia también oculta trazos de belleza, de comicidad, complicidad y muchísimo, muchísimo amor.  Y, para ser totalmente sincera, creo que he seguido la historia del mismo modo que ellos. Inicié una lectura en la que me creí rota y, con la magia de las palabras, fui recomponiéndome para enamorarme perdidamente de Tristan. ¡Oh, sí! ¡Oh, sí, sí, sí! (Elizabeth también tiene lo suyo, va, os lo concedo…).

Todo el mundo se merece al menos un amigo en quien confiar, a quien contarle sus miedos y sus esperanzas. Su felicidad, sus fechorías. Todos se merecen alguien a quien mirar a los ojos y que les digan: «Eres lo bastante bueno. Eres perfecto, incluso aunque tengas cicatrices».

Personalmente, tras una charla con mi alter-ego, llego a la conclusión de que lo más difícil de la elaboración de esta novela ha debido ser la creación de los personajes y ese hilo rojo del destino que, lo siento, no he podido evitar constatar entre ellos. A medida que leía, me sorprendía que todo pudiese estar relacionado de tal manera que el lector no cayese en ello hasta ese mismo momento. ¡Son tantas las posibilidades…! Pero supongo que, y sigo insistiendo en que es algo particular mío, creo ciegamente en que los personajes son la parte más magistral de toda la obra. La evolución, el pasar de un gris tan oscuro para sumergirse al blanco más puro, el llorar de rabia para llorar de emoción, así como el dolor retorciéndose hasta ser el flotador en una movida tempestad.

"Sabía que Elizabeth trataría de hacerme volver, de recuperarme, de ayudarme a recorrer el camino de vuelta a la luz. Trataría de salvarme de mí mismo. Y nadie podía salvarme."

Tristan y Elizabeth encuentran consuelo en el otro. Un consuelo que solo puede dar paso a una de las historias de amor más duras y bonitas que haya podido leer. 
Cabe añadir aquí, para todos aquellos que no son tan amantes de lo dramático; no desesperéis. Los secundarios, hermosos todos ellos (Faye, Tanner, Sam, el señor Henson…), contribuyen a dificultar y facilitar la vida conjunta que pueda darse entre los deliciosos protagonistas. Es obvio que a la pequeña Emma no puedo incluirla en un simple grupo, pues creo que su personaje es crucial para que ese hilo rojo, enredado, tenso y desesperanzado, retome su fuerza.

"Había aprendido que la vida jamás se rompía. A veces había golpes, y esos golpes sanaban con el tiempo. Y con el tiempo, podía volver a ser humano."

Ah, un momento. ¡Un momento, señores/as! Abrid las páginas. Dejad que Tristan y Elizabeth os roben unas horas, días o semanas de vuestro preciado tiempo. Dejad que otros personajes os seduzcan, vivid en piel ajena lo que es capaz de suscitar Brittainy en cada página, dejad que Faye os arranque una sonrisa o carcajada, dejad que Tanner os regale sentimientos encontrados y dejad que Emma y sus plumas blancas, o el mismísimo Zeus, os toquen esa parcela del alma que todos tenemos: la de románticos empedernidos. Y si os animáis a todo eso, entre otras cosas, venid y contadnos qué os ha parecido. Venid y contadnos qué os ha emocionado, qué os ha excitado, qué os ha enamorado o qué os ha encabronado (que eso también pasa, juas…). No creo que vayáis a arrepentiros y, oye, que si no os fiais de mi criterio, no importa. Yo tampoco lo hago. Pero sí con el de mi íbiri y esa novelera que habita en ella. 

¡Este colibrí os saluda con las alitas! ♡


Ra



jueves, 3 de noviembre de 2016

~ Sueños de Tinta ~

★ Rowyn Oliver ★




~ Sinopsis ~

Alice Hastings, bella y rebelde, está convencida de que nadie puede obligar a una mujer a hacer aquello que no desea. Claro que no lo tiene fácil, siendo la sobrina mimada de un vizconde, dueño de un periódico donde ella escribe incendiarios artículos con el seudónimo de J. Steward. ¿Casarse, tener hijos y asentir con una sonrisa falsa en las hipócritas cenas de la alta sociedad? Antes muerta. ¡No hay nada que Alice odie más que eso! Sí, quizás sí haya algo… Reine Clifford, el dueño del periódico conservador de la competencia. Aristócrata, insufrible, déspota… y con unos irresistibles ojos azules que parecen conocerla bien.

Raine Clifford solo tiene una idea en mente: descubrir quién es J. Steward, cuyos artículos hacen ganar a la competencia una fortuna. Esa es su única obsesión hasta que, durante la cena anual de sus padres, los condes de Deerwood, conoce a la menuda e indómita Alice Hastings. Ella le dejará claro que una mujer puede expresar claramente sus opiniones y darle en lo que más duele, su orgullo. No es decente que Alice, beligerante, instruida y comprometida con la causa sufragista aproveche cada ocasión para vociferar sobre sus principios y convicciones. Ella es lo contrario a la esposa ideal. No obstante, a partir de ese momento la obsesión de Raine se dividirá entre J. Steward y la atracción irresistible que siente por la mujer de bellos ojos almendrados y lengua afilada.




~ Opinión y sensaciones personales ~

Llevaba una tiempito que por una cosa u otra había hilado varias lecturas de corte contemporáneo seguidas, y lo cierto era que me apetecía hacer una nueva incursión en la histórica, así que llegado el momento de elegir lectura, como de costumbre, me puse a echar un vistazo sobre lo que tenía adquirido en mi Kindle y como además tenía en mente conocer por fin la pluma de Rowyn Oliver, cuando la portada de Sueños de tinta apareció ante mis ojos, tuve claro que había encontrado lo que iba buscando.

 Y como es habitual en mí, sin contar mucho más de lo que ya se refleja en la sinopsis, os diré que Sueños de tinta es una historia con un marcado trasfondo social y político relacionado con la época donde se sitúa la historia, que no es otra que la que plasma todo el movimiento sufragista que unió a las mujeres de la época en una lucha por la igualdad ante los hombres y ante la sociedad, que desde el inicio de los tiempos se nos venía negando. Y eso es algo que me agrada encontrarme en la lectura; me gusta que la lectura, además de entretenerme, me aporte y me refresque información sobre acontecimientos que a día de hoy parece que tenemos un poco olvidados y que, sin embargo, fueron sumamente importantes y los precursores de que hoy día, la mayor parte de nosotras podamos ser libres y únicas dueñas de nuestras decisiones y actos.

Historia contada en una tercera persona muy bien trabajada y cercana a los personajes, que con la alternancia entre capítulos nos va mostrando la perspectiva de cada uno de ellos. De Alice y de Reine, que son los protagonistas sobre los que recae el peso de la historia, aunque cabe decir que que no son los únicos, ni mucho menos, que aparecen en la historia y que, además, hay varios personajes secundarios importantes que contribuyen de manera muy activa al desarrollo de los acontecimientos. Y hablando de secundarios, he de confesar que, aun habiéndome gustado bastante todos, me declaro fan incondicional de Elizabeth, la madre de Reine... Porque hay maneras y maneras de conseguir las cosas y, sencillamente, las suyas me han encantado y sacado más de una sonrisa.




Y centrándonos en los personajes principales, he de decir que ambos me han agradado bastante aun con sus distintas maneras y, teóricamente, distintas filosofías de vida. Alice, con su conciencia adelantada a las mujeres de su tiempo, valiente, emprendedora, respondona, combativa, incapaz de faltarse a sí misma o a los ideales que ha convertido en el eje por el que se rige su existencia, aunque eso pueda conllevar ser señalada por una sociedad y una época no preparadas para el revuelo suscitado por el citado movimiento feminista, en unos tiempos donde el patriarcado estaba férreamente posicionado. Y dándole la replica, Reine, un hombre al que su posición social lo mantiene encorsetado en una postura que no refleja con demasiada fidelidad las inquietudes y aspiraciones que lo mueven y lo motivan, sintiéndose treméndamente frustrado cuando, en determinado momento, cierta señorita se toma la libertad de dar una imagen de él con la que no se siente apenas  identificado. Hecho que significará el punto de partida hacia un destino común que los cruzará, convirtiéndolos a partes iguales en la ráfaga aire fresco que renovará sus existencias, y a la vez en el huracán que amenaza con asolar sus vidas y arrasarlo todo a su paso, dando lugar a una gran cantidad de momentos en los que los lectores noveleros como yo disfrutamos muy mucho, como por ejemplo en todos esos momentos de tensión íntima que se crean entre ellos y que la autora ha sabido plasmar a la perfección para convertirlos en una delicia para los lectores.

Como dije al inicio, no conocía la pluma de Rowyn Oliver, pero ahora ya sí, y no puedo más que decir que me ha conquistado con su escritura que me ha parecido de mucha calidad, de líneas depuradas, cargada de fundamento, de argumentos, sin un pero en lo que al relato se refiere y con gusto, pero sin ñoñería, a la hora de plasmar los momentos álgidos del romance.

Por todo ello, si vais buscando una lectura histórica, con trasfondo social, con personajes contundentes, reflexivos, con momentos encantadores, bien escrita y que incite a no dejar de leer a cada página que se avance, esta es sin duda una apuesta firme a tener muy en cuenta.

¿Qué me decís, noveleros, la habéis leído? ¿Sí? ¿No? Pues contadme, contadme, que me encantará saber vuestra opinión. Y, como siempre, mil gracias por dedicar unos minutos de vuestro valioso tiempo a pasar por este humilde rinconcito.

Feliz lectura, ♡



Val



~ SUICIDE SQUAD ~

★ Escuadrón Suicida ★
· En un mundo de monstruos, ellos son la única manera de proteger al país ·




Quien me conoce sabe que, dada mi versatilidad y mi lado más friki, ésta era una película que debía ver en gran pantalla. Cabe añadir que por cierta parte del reparto, era casi obligatorio para mí ir a verla. Pero para demostrar que no siempre veo películas que merecen tener gran repercusión o resonar entre todas las demás, aquí me presento, tras haberle dedicado tiempo al film dirigido por David Ayer sobre los conocidos antihéroes del universo que ya os he mencionado anteriormente.

“Mientras el gobierno de EE.UU no tiene claro cómo responder a una visita alienígena a la Tierra con intenciones malignas, Amanda Waller (Viola Davis), la líder de la agencia secreta A.R.G.U.S., ofrece una curiosa solución: reclutar a los villanos más crueles, con habilidades letales e incluso mágicas, para que trabajen para ellos. Sin demasiadas opciones a dar una negativa, los ocho supervillanos más peligrosos del mundo acceden a colaborar con el Ejecutivo en peligrosas misiones secretas, casi suicidas, para así lograr limpiar su expediente”. (FILMAFFINITY)




La sinopsis es clara y bastante concisa en lo que concierne lo que supuestamente vamos a encontrarnos ante la película.

En efecto, se trata de una mujer líder, de indudable poder, que decide acudir a los peores forajidos —por llamarlos de alguna manera— para combatir el mal que acecha la ciudad. Esto, como sabemos, tiende a ser el argumento más recurrido en historias de estos universos del cómic. Diferentes a los que conforman Los Vengadores, siendo quizá un poco más parecidos a Los Guardianes de la Galaxia, el Escuadrón Suicida lo forman Deadshot, Harley Quinn, Killer Croc, Capitán Boomerang, El Diablo y, sí, claro, por ahí anda el Joker, fiel y estimado enemigo de Batman. Añadiremos también, por qué no, a Katana, ya que ésta forma más parte de la pandilla que el mismísimo y loco Joker.

"'Suicide Squad' tiene sus momentos de belleza visual de cómic...son vislumbres tentadores de una película mejor que nunca llegó a materializarse”.
— Richard Roeper, Chicago Sun-Times

He leído muchísimas críticas antes de tener claro el modo de elaborar la mía, dado que tengo claro que no tengo la verdad absoluta y que los gustos, de verdad, son muy disparatados y cambiantes. Para esta película, la cosa está clara: para gustos, los colores. Y bien, ese es el motivo por el cual he decidido añadir a mi reseña una crítica que no resuma nada que pueda fastidiaros el film, que no machaque la película y que tampoco la ponga, por otro lado, por las nubes. Y es que, como he podido leer en distintas opiniones, cosa que he de reconocer y compartir, se aprecia un conflicto en la dirección o la misma elaboración de la película. Por un lado, pretende guardar la esencia cómica de Deadpool y, por otro lado, relucir una oscuridad propia de, quizá, películas como Batman, así como una seriedad que, por momentos, no consigue. Veamos por qué.

El reparto no es el problema de esta película, como tampoco lo es el guión. Actores como Will Smith, Joel Kinnaman, Viola Davis, Margot Robbie, Jay Hernández, Jai Courtney o Jared Leto son el motivo por el cual la película ha llegado a puerto. No se trata de personas poco conocidas si no de actores que, en mayor o menor medida, ya han dejado huella en una carrera cinematográfica. Sin ir más lejos, todo el mundo conoce a Will Smith, quien aquí encarna a Deadshot, un sicario cuya puntería es infalible y cuya habilidad es innegable. Joel Kinnaman, quien se encarga de ejercer el trabajo de Rick Flag, coronel en funciones, por ejemplo, se ocupó de dar vida a Robocop en el último remake, en 2014 —en esta película, se encarga de supervisar y llevar a los antihéroes a hacer su trabajo, manchándose él también las manos—. Viola Davis, por otro lado, habiendo trabajado en distintas películas, os podrá sonar por la serie Cómo defender a un asesino. Ella encarna a la poderosa y ciertamente mandona Amanda Waller —quien podría ser un especie de Nick Furia—. Margot Robbie es quien posee a Harley Quinn, conocidísima fiel cómplice y amante del Joker. En los últimos años, ha colaborado en películas como El lobo de Wall Street, Focus o la nueva adaptación del film Tarzán. En esta línea, Jay Hernández, “Diablo” en Suicide Squad, es conocido por su papel en la adaptación estadounidense de la película Rec, “Quarantine”. Mi querido, preciado y estimado Jai Courtney, por su parte, se pone en la piel del Capitán Boomerang tras haber trabajado en películas como Terminator Génesis, Divergente o junto a Bruce Willis, en La Jungla de cristal 4. Por último, y no por ello menos importante, aun dejándome otros actores que podrían mencionarse, se encuentra Jared Leto, quien da vida a los siete minutos en los que el Joker hace presencia. Intuyo que debéis saber quién es, pero, por si no, es el cantante del grupo 30 Seconds to Mars y ha protagonizado una de las mejores películas existentes: Requiem por un sueño. Dicho todo esto, y con este buen reparto, ¿quién se negaría a darle una oportunidad a la película?



El guión está bien elaborado. Tiene su toque fresco, su toque de humor e incluso ese toque de insistente humor. Esos momentos en los que te ves forzado a reír porque, sí, la cosa está en que lo que han dicho tiene gracia, pero, ¿es el momento para ello? Visto desde muchas distintas perspectivas, salta a la vista, nuevamente, que la película ha intentado ir por dos caminos que no pueden fusionarse y que, ahora bien, hubiesen sido igual de buenos. Porque el humor es agradable en una película entre villanos o superhéroes pero no tiene demasiada cabida si, en un principio, se presentan las circunstancias y los personajes con tanta oscuridad, seriedad y peligrosidad.

La banda sonora es buena por descontado. Grandes canciones interpretadas por Queen, Ozzy Osbourne…, entre otros. Aun así, me ha parecido abusiva la utilización de éstas en todos los momentos de la película. Es decir, y, añado seriamente, es una opinión, no creo que sea necesario abusar de una banda sonora. Los Guardianes de la Galaxia se cubrieron de gloria con ello, pero es que les funcionó. Y les funcionó porque no desaprovecharon la oportunidad de esa música tensional o de efectos típicos. Lo que me cuesta decir de esta película, la verdad, ya que considero que han preferido poner una buena canción rockera a tirar de esos posibles efectos. 

No es que me apetezca destriparos demasiado porque me gustaría que la vieseis. Porque sí, pese a lo que pueda decir yo o lo que puedan decir otros, mucho peor, la película merece ser vista. Merece ser contemplada, aunque cueste después de todo el revuelo que se ha hecho alrededor de la película. No importa cuánto hayan abusado de la publicidad, de la banda sonora o de no tener demasiado claro hacia dónde enfocar el modo de contar la historia, debido a que gran parte es la vida de cada uno de los antihéroes, la película como tal merece ser vista. Y no desprecio en absoluto el trabajo de David Ayer como director. Ni siquiera la productora, a decir verdad. No tiendo a despreciar nada de todo un trabajo que se lleva a cabo del modo que se puede y por eso mismo no me arrepiento de haber ido a verla.




He descubierto que Margot Robbie me ha podido sorprender como Harley Quinn. Aun temiendo que pudiese ser un fiasco, alabo su trabajo de interpretación porque me ha parecido, y quiero medir mi entusiasmo, sublime. Me decepciona no poder decir lo mismo del Joker, que, aun siendo interpretado por Jared Leto, quien me parece un gran actor en lo que he visto de él, y aun haciéndome creer la locura que reside en él, me ha parecido un rol poco trabajado. Sí, exactamente eso. Creo que, aunque no es esencial en la película, los trozos de este sublime enemigo de Batman fallan porque el personaje no está trabajado minuciosamente. Y eso no es culpa de Leto, no. 
Cabe añadir que no es fácil ponerte en la piel de un personaje que otros actores como Jack Nicholson o Heath Ledger han dejado por las nubes. Es difícil superar. Y aunque no creo que hayan querido superar, la originalidad es, no escasa pero, extravagante.

En lo que respectan los otros personajes, aunque puedan haberme gustado, pues lo han hecho, cada uno por características varias, tengo la sensación de que podrían haber flaqueado un poquito menos. Y, sin embargo, Cara Delevine, como Encantadora, ha sido, posiblemente, una ligera sorpresa. Y digo ligera porque no termina tampoco de convencerme, aun creyendo que a la modelo se le abren puertas en el mundo de la actuación, sí, por qué no.




A veces no tengo muy claro en qué quedan mis reseñas. Si os soy sincera, solo me dedico a proporcionaros lo que opino al respecto de lo que he visto. Y, qué queréis que os diga… He ido a ver la película al cine porque sale uno de los amores de mi vida, para qué nos vamos a engañar. ¿Decepcionada? Sí.

Estoy decepcionada. No con el film en sí, no con la escasa e insatisfactoria participación del Joker o con cómo se ha intentado llevar la película. Lo que me ha tocado las narices es el doblaje de Boomerang. ¡Venga, aclárense con el actor de doblaje, por favor! Tanto ha hecho mi chaval… ¡se merece tener a uno determinado y definido de una vez por todas! Vale, ahora en serio. Estoy decepcionada porque sé que podría haber sido un bombazo, una película extraordinaria, por qué no, sí. Podría haberlo sido y, desgraciadamente, le ha faltado más de una chispa para serlo. 
Entretenida, con toques de humor, acción e historia, sí. Pero algo falla. Y, no sé, disculpadme por ser tan mareadora de perdices pero, quién sabe… Quizá lo que haya fallado haya sido el bombo que se le ha dado antes de tiempo.

Hoy mi alita derecha os despide, contrariada. 

Si tenéis ocasión de verla, id. Disfrutad de DC. Disfrutad de lo mucho que han intentado implicarse en el film, en esta adaptación del Escuadrón Suicida. Disfrutad de los efectos y de las pinceladas cómicas. Y de la música, claro. Disfrutad antes de verle posibles fallos, defectos o lo que sea.



Ra 



lunes, 24 de octubre de 2016

~ Mi segunda primera vez ~

★ Tracy Brogan ★



~ Sinopsis ~


Enamorarse por primera vez siempre es especial. Pero enamorarse de verdad, cuando te acaban de romper el corazón… ¡eso no te lo esperas!

Sadie Turner, perfecta esposa, madre y ama de casa, es una experta en poner orden. Pero cuando el caos invade su hasta entonces vida «perfecta», confía en que unas vacaciones de verano en la casa del lago de su tía, le ayudarán a reorganizarse. Sadie quiere relajarse, empezar de nuevo y curarse las heridas que le ha provocado su ex marido infiel. Eso requiere pasar una temporada lejos de los hombres. De todos los hombres.

Pero con dos perros babosos y dos primos chiflados viviendo en casa de la excéntrica tía Dody es difícil encontrar un momento de paz. Sobre todo porque todos están empeñados en que Sadie se empareje con Desmond, el nuevo, sexi y perfecto vecino.

¿Quién sabe? Tal vez un poco de caos sea exactamente lo que Sadie necesita para volver a poner su vida en orden.





~ Opinión y sensaciones personales ~

Compré este libro, según me chiva Amazon, allá por mayor de este 2016, si no recuerdo mal, porque estuvo seleccionado dentro de la promoción Kindle Flash, y desde entonces había quedado a buen recaudo guardadito en mi biblioteca virtual a la espera de que llegara su momento de lectura. Y ese momento fue hace unas semanas cuando, en labores de búsqueda para una nueva de mis evasiones literarias románticas, apareció esta portada y título, y decidí que era su turno.

No conocía anteriormente a esta lectura la pluma de su autora, Tracy Brogan, y lo cierto es que en me ha agradado bastante su estilo, pues con un muy presente toque de humor a caballo entre lo negro y lo sarcástico, nos presenta la historia de Sadie, una joven divorciada recientemente, que siente la necesidad de poner tierra de por medio y de hacer un paréntesis en lo que han sido los últimos meses de su vida, aceptando la invitación de su estrafalaria y entrañable tía para pasar las vacaciones en el idílico pueblo donde reside, y la historia de Des, un médico interino que recala en la misma localidad como una de sus paradas de trabajo eventual y vía de escape del particular bagaje que le ha dejado su pasado reciente. La cercanía y el empeño de ciertas personas, harán que crucen sus caminos invadiendo mutuamente la ordenada vida que, a su modo, llevaban cada uno de ellos, trastocando por ende todos sus planes y su futuro inminente en un lugar, Bell Harbor, que la autora ha plasmado tan bien que hasta yo misma me hubiera trasladado allí a vivir la mar de contenta.

Pues os diré que Mi seguda primera vez ha resultado una historia fresca, agradable, con grandes dosis de irónico y afilado humor y que se lee en tres ratos, ya que la autora ha tenido la habilidad de dosificar la información precisa en cada momento sabiendo de ese modo mantener la atención del lector sobre la trama y los acontecimientos que van surgiendo. Está relatada en primera persona desde la perspectiva femenina, y aunque esto no es que me entusiasme, reconozco que la cabeza de Sadie tiene tal jaleo y, por todo lo que ha vivido en el pasado, está tan acostumbrada a suponer y deducir cosas (en las que no siempre acierta, obviamente) que ha sido una delicia ver fielmente reflejadas ciertas actitudes, mayoritariamente femeninas, que en más de una ocasión meterán a nuestra protagonista en alguna que otra situación peliaguda que ella solita y su caótica mente se ha buscado. Y al hilo de esto, me ha encantado lo bien que refleja la autora las contradicciones a las que Sadie se veía sometida, teniendo siempre una primera intención de autoconvencerse de lo muy poco que le importan según qué cosas y cómo a medida que iba intentando defender esa postura, ella misma se caía del burro no pudiendo más que admitir la realidad de sus sentimientos. Y con respecto a Des, pues señalar que es un deleite de personaje y que me ha agradado mucho su temple, su buen hacer y llaneza, consiguiendo con ello contrarrestar los prontos que, en más de una ocasión, colapsarán la voluntad del personaje femenino, aunque, cierto es, que me he quedado con la sensación de querer saber un poco más de él, que la autora hubiera profundizado un poco más en su interior, pero al estar escrito solo desde el punto de vista femenino, es lo que tiene... Y no puedo dejar de mencionar los personajes secundarios, especialmente a Dody y Fontaine (magníficas lecciones que nos han dado entre ambos con la particular forma de entender la vida de cada uno de ellos), que en esta historia tienen una presencia y un peso más que importante y sin los cuales, sin sus correspondientes extravagancias y enseñanzas, sin duda alguna, esta historia no sería la misma. Por cierto, que no me importaría nada conocer la historia de Fontaine y otro secundario que al final de esta novela se vislumbra, pero no sé si con la doble moral americana, profundizar en una historia homo-romántica (si se pudiera decir así) sería demasiado heavy para una autora que, tras leer esta primera obra suya, catalogaría como del más puro estilo romántico, sin necesidad de añadir para adultos.

Y ese sería quizá el único punto al cual yo le pondría un pero, y es que para mi particular gusto, se ha quedado un poco escasita de esos momentos que a los lectores de romántica adulta tanto nos gustan y de los que disfrutamos tanto (o más) como de cualquier otra parte de la historia: los momentos íntimos y calentitos, pues ha pasado muy de puntillas por esas escenas y, sinceramente, a mí me ha dejado con sensación de que esta novela, que tiene muchos puntos fuertes para convertirse en una magnifica lectura, al carecer de esos detalles (detalles = Esos pequeños instantes entre los personajes en los cuales surge ese "algo" y ese "no sé qué, qué se yo" que hace que las lectoras noveleras como yo, muramos de amor, se nos encoja el estómago de puro placer, y sintamos el revoloteo de mil mariposas en nuestro corazón mientras se nos escapa un suspiro...) que tan necesarios son para l@s noveler@s como yo, pierde algunos enteros. No obstante, como siempre digo, esto es algo muy personal y subjetivo del agrado de cada uno (del mío en este caso), y por ende, no al resto de lectores tiene por qué ocurrirles lo mismo.

Resumiendo, que si estáis buscando una historia de corte puramente romántico que no sea muy subidita de tono, donde esté muy presente el humor con pinceladas sarcásticas, con personajes de todo tipo y que resulte ágil, agradable y de rápida lectura, sin duda esta es una opción a tener en cuenta, pues a buen seguro, conseguirá aportaros unos cuantos ratos de entretenida lectura. No en vano ha sido merecedora de varias menciones importantes, resultando Finalista del premio RITA® 2013 a la Mejor primera novela y ganadora del premio Golden Quill 2013 de la Desert Rose RWA® al mejor título romántico. Y a mí, desde luego, me ha gustado bastante.

Y bueno, qué me decís, ¿la habéis leído? ¿qué os pareció? Contadme, contadme, ¡que me encantará saber vuestra opinión!

Mil gracias por pasar por aquí y dedicar unos valiosos minutillos de vuestro tiempo a este humilde rinconcito.

Puedes adquirir la novela y leer una muestra gratuita aquí.
Perfil de Facebook de la autora aquí.


Feliz lectura ♡



Val



~ SPOTLIGHT ~




¡Es el momento, Robby! ¡Ya es tiempo! Ellos lo sabían y dejaron que le sucediera eso a los niños. ¿Bien? Pudiste haber sido tú, pude haber sido yo. Pudo haber sido cualquiera de nosotros. Tenemos que acabar con estos basuras. Tenemos que mostrarle a las personas... que nadie puede salir impune con esto. Ni un sacerdote o un Cardenal, ¡o un maldito Papa!
Mike Rezendes (Mark Ruffalo)


Que Horacio dijese, antes de Cristo, "Si el vaso no está limpio, lo que en él derrames se corromperá", no es ninguna osadía. En mi opinión, bien al contrario, no es más que un hecho de lo más actual en todas las épocas. Miremos hacia el lado que nos dé por mirar, siempre seremos conscientes de que si el sistema no funciona, nada de lo que llegue a él lo hará. Porque, en efecto, la frase de Horacio no es más que una metáfora de situaciones como las que vienen a presentarse, en parte, en la película que hoy os presento. Y puede que os suene el título porque es el film que ha ganado el Oscar a mejor película este año, así como el Oscar al mejor guión original, seguido de otros muchos premios que podrían mencionarse. Pero, más allá de tratarse de una película premiada, Spotlight es, afortunada y desafortunadamente, una cruda realidad que ha sacudido el mundo en numerosas ocasiones y que, tristemente, hoy en día, sigue ocurriendo. 

"En el año 2002, un reducido equipo de reporteros de investigación del Boston Globe destapó los escándalos de pederastia cometidos durante décadas por curas del estado de Massachussets. La publicación de estos hechos, que la archidiócesis de Boston intentó ocultar, sacudió a la Iglesia Católica como institución." (FILMAFFINITY)




El director, Thomas McCarthy, reune aquí a un fantástico reparto en el que encontramos a actores como Mark Ruffalo, Michael Keaton, Rachel McAdams, Liev Shreiber, Stanley Tucci, Jon Slattery, Brian d'Arcy James y otros. Entre ellos, una sección del periódico The Boston Globe, llamada Spotlight, se encarga, ante el cambio de jefe, de investigar durante meses lo que en un inicio se cree que no es más que un caso aislado de un cardenal en conocimiento de los hechos que implicaban a un sacerdote en el abuso de menores, sin hacer nada para detenerlo. Pronto averiguan que, más allá de tratarse de un sacerdote cuyos destinos han ido cambiando de forma regular en los últimos tiempos, son varios los sacerdotes católicos en esa misma situación (repentinos y constantes cambios de lugar). Esto es, son varios los sacerdotes implicados en unos hechos de abuso a menores que recibirían, aparentemente, el mismo patrón de tratamiento. Lo que significaría, por decirlo de otro modo, que la Archidiócesis está encubriendo lo que ocurre. Gracias a un antiguo sacerdote que intenta rehabilitar a otros sacerdotes pederastas, el equipo estima que se tratan de muchos más casos que uno simple, como en un principio se investiga, o trece sacerdotes, como más adelante se averigua. 
Los reporteros tendrán en sus manos suficiente material como para, pese a los inconvenientes y el extenso poder de la Iglesia Católica, sacar a la luz el sufrimiento de innumerables casos de pederastia.

" 'Spotlight' es un triunfo del cine, de la escritura, de los derechos civiles, del periodismo, del trabajo. (...) la película es una guía profesional y moral sobre el ejercicio de nuestro trabajo. El de cualquiera." 
_ Javier Ocaña, El País_




Personalmente, continúo sin saber exactamente cómo sentirme al respecto. No quiero ofender a nadie, ni entrar en debates de ningún tipo. Creo que todos queremos ser, un poco al menos, esa clase de personas que tiene la certeza que aunque haya una manzana podrida que intente pudrir el saco, no todo se resume a eso. Y con esto quiero decir que, sí, en efecto, es un hecho. Un hecho que no puede negarse. Un triste y horripilante hecho que se ha repetido demasiadas veces y que nada, ni nadie ha intentado si no evitarlo, poner ciertas medidas de prevención. Pero que en este mundo existe un extenso número de personas y que una cosa, como es la vocación de una persona, y lo que aquí viene a denunciarse, el abuso de menores y la pederastia, no van unidas de la mano. Por eso mismo, sin entrar en detalles respecto a qué puedo opinar o dejar de opinar sobre la Iglesia Católica o cualquier otra, para ser francos, os diré que, sea cual sea vuestro pensamiento, vuestros ideales y demás, esta es una película que debe ser vista. 

No se trata únicamente de casos de pederastia, del inconfundible poder eclesiástico o de cuánto el sistema puede llegar a estar corrompido por él, pero de un trabajo de campo llevado a cabo por unas personas que, teniendo que dejar de lado las emociones que brotan con temas tan delicados como éste, pasaron numerosas semanas a investigar sin descanso para poder sacar a la luz todo lo que otros pretendieron ocultar. Testigos, desgarradores relatos de cómo sucedieron ciertos de esos abusos, quedando incluso cara a cara con algunos obstáculos a los que numerosos periodistas tienden a enfrentarse... 




Como suelo deciros, al menos en alguna que otra ocasión, personitas bonitas, no me las traigo de nada. A mí el cine me gusta, para disfrutarlo y no tanto para analizarlo. Sin embargo, está en mi naturaleza hacerlo. Quedarme con todos los detalles posibles y buscar el modo en que todo se ha querido llevar a cabo. Y en mi opinión, Spotlight, que no merece mucha más mención que lo que ya os he proporcionado en esta entrada, sigue una línea imposible de no querer acompañar. Y, diantres, con un final que sigue poniéndome la piel de gallina. 

Al final de todo, sabemos que existen profesionales que, pese a todo, sienten vocación y hacen todo lo que cueste, y más, para ejercer su función para con ellos mismos e indudablemente... para con el mundo. 

Os recomiendo el film, y si por alguna casualidad, que ya puede ser, no estáis de acuerdo con nada de lo que he dicho, ¡os invito a debatir! 

No mentiré, me encantará. 

PD. Por si no lo había mencionado, la investigación del caso se llevó el premio Pulitzer. 

Quedáis saludados con mi alita derecha, personitas. :) 




Ra ♡